• Regístrate
Estás leyendo: SCT, ocupar sin pagar
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 17:14 Hoy

Sin pedir audiencia

SCT, ocupar sin pagar

Carlos Martínez Macías

Publicidad
Publicidad

La estrategia de ganar tiempo sin resolver los asuntos, parece ser la fórmula cotidiana por donde transitan los convenios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Jalisco.

Además de la irregular expropiación de casi 307 hectáreas del ejido de El Zapote donde se construyó el aeropuerto internacional de Guadalajara, por la que fue condenada por un juez a cubrir una indemnización que podría superar los tres mil millones de pesos, figuran al menos dos casos más.

El incumplimiento de construir un parque en El Hoyanco, una antigua cantera en Tlaquepaque que fue utilizada para depositar cientos de toneladas de escombro de las obras de la Línea 3 del Tren Eléctrico Urbano y la indemnización a la comunidad indígena de Mezquitán, en Zapopan, a la que le arrebataron 26 hectáreas para la construcción y ampliación de la Carretera Guadalajara-Saltillo.

En el caso del Hoyanco, se trata de un antiguo banco de materiales de 50 metros de profundidad al que le habrían depositado unas mil 700 toneladas de escombro, principalmente el que fue generando con su trabajo la tuneladora “La Tapatía”.

A cambio de permitir los miles de viajes de camiones de volteo en las 10 hectáreas, la SCT se comprometió a construir un parque con zona de juegos infantiles, pista para correr, áreas verdes y asadores. El proyecto debió comenzarse en enero de 2018, pero en octubre de ese año todavía había camiones descargando escombro y el parque nunca se realizó.

El convenio de ocupación de tierras de la comunidad indígena de Mezquitán, en Zapopan, es otra película de larga duración.

Con fecha tres de marzo de 2004, la SCT celebra con la comunidad un convenio de ocupación previa para la regularización del derecho de vía sobre una superficie de 26 hectáreas para la construcción y ampliación de la carretera Guadalajara-Saltillo.

De acuerdo con el oficio SCT.6.14.303.408.0287/2006, de fecha de 21 de Junio del año 2006, la dependencia reconoce que con la construcción de la Carretera Guadalajara-Saltillo, tramo entronque Periférico-Los Camachos, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ocupó terrenos de la Comunidad Indígena de Mezquitán.

El 30 de abril de 2007 mediante oficio SCT.6.14.303.408.0271/2007 se solicita al delegado regional del Instituto de Administración de Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN) realice un avalúo de los predios que son ocupados a la comunidad indígena.

Para el siete de mayo de 2007, se firma un convenio de depósito en garantía entre la comunidad de Mezquitán y los representantes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en el que se fija que las 26 hectáreas tienen un costo de 39 millones 065 mil pesos, ante lo cual se cubrirán cuatro millones de pesos y posteriormente entregar otra parte de los recursos hasta completar el 50 por ciento del monto total.

El 28 de diciembre de 2007, en otra reunión de las partes, la SCT entrega un millón 639 mil pesos y una vez más se compromete a cumplir con el resto de los recursos que completen el 50 por ciento, es decir, 19 millones 532 mil 500 pesos, lo cual tampoco cumple.

Desde entonces, han transcurrido más de once años y la dependencia federal no ha continuado con el trámite de expropiación de las 26 hectáreas de la comunidad indígena y mucho menos ha cumplido los acuerdos posteriores a la firma del convenio de ocupación de las tierras para fines de expropiación.

Por todo lo anterior, en asamblea la comunidad indígena resolvió tramitar demandas ante el Tribunal Agrario para reclamar el cumplimiento forzoso de los convenios de ocupación previa con el pago de más de 33 millones de pesos pendientes, más las actualizaciones y costos del juicio.

Al mismo tiempo, integrantes de la comunidad han bloqueado en dos ocasiones la carretera Guadalajara-Saltillo para presionar a la SCT y conseguir que pague la afectación a la comunidad.

Pero fiel a su estilo, los representantes de la dependencia federal han instalado “mesas de diálogo” y establecido acuerdos que hasta la fecha siguen sin cumplir.

Mientras la ampliación de la carretera que invadió las tierras de la comunidad indígena sin expropiación y sin pagarse funciona con normalidad, irónicamente el eslogan de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del nuevo gobierno, reza: ¡juntos pavimentamos la cuarta Transformación de nuestro país!

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.