• Regístrate
Estás leyendo: Visitando a James Bond
Comparte esta noticia
Lunes , 20.05.2019 / 12:12 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Visitando a James Bond

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad


Pocas cosas me producen más placer que traspasar la pantalla del cine y la televisión, convertir en realidad todos esos sueños, conocer a mis actores favoritos y ver lo que hay detrás de cada producción.

Por eso hoy le hago una recomendación fuera de serie: quiero que vaya a ver, cuanto antes, Designing 007: 50 Years of Bond Style en el nuevo Centro de Exposiciones Plaza Carso, de la Ciudad de México.

¡No sabe usted qué experiencia tan más gloriosa! Es una exposición con más de 400 objetos de las películas de James Bond.

Al final, usted no solo se habrá sensibilizado sobre la importancia del agente 007, habrá recorrido más de cinco décadas de cintas inolvidables.

¿Por qué le estoy haciendo esta recomendación? ¿Por qué hoy?

Porque me interesa acercarlo a lo mejor del espectáculo y esta exposición es eso, un espectáculo del más alto nivel.

Hace algunos meses, por diferentes cuestiones de trabajo, tuve oportunidad de ver Bond in Motion, una exposición similar en el London Film Museum, pero con el acento puesto en los autos del 007, y le juro que ésta no solo no le pide nada, es mejor.

Por un lado, el Centro de Exposiciones Plaza Carso es un espacio mucho más grande y amigable donde usted se puede pasear con más libertad por cada una de las salas.

Se puede tomar una copa, descansar un rato, comprar souvenirs de colección.

Y como todo está dentro del centro comercial del mismo nombre, puede aprovechar la visita para comer rico o para ir a algún otro destino como el Museo Soumaya o para ver el musical El rey león.

Por el otro, es una exhibición más completa. Sí, hay autos, pero también están los libros de Ian Fleming, los guiones, la ropa de cada uno de los actores que han interpretado a este agente secreto, la de sus mujeres, la de los villanos.

Y están los gadgets, las joyas, los relojes, las armas, los bocetos, las maquetas, la recreación de algunos escenarios, los videos, la playa, la nieve, la sensualidad, la adrenalina, el espacio exterior, los casinos, los efectos especiales.

¿Sí entiende de lo que estamos hablando? De la experiencia Bond más Bond que jamás hemos tenido en México, una exhibición que puede ser disfrutada por chicos y grandes, por hombres y mujeres, por fanáticos y por personas que apenas están descubriendo esta franquicia.

Designing 007: 50 Years of Bond Style se acaba de inaugurar, es la nota del momento.

A pesar del montón de asuntos que han estado ocurriendo en las fuentes de televisión y de espectáculos sería muy ocioso escribirle de otra cosa.

Los mexicanos somos muy afortunados de poder ver esta exposición y de poderla ver así, en grande, como jamás se había visto una exhibición de esta naturaleza en nuestro país.

Y mire que tenemos antecedentes como el de la retrospectiva de Stanley Kubrick en el MARCO de Monterrey o como el de Game of Thrones: The Exhibition en el Foro Masaryk.

Pero es que aquí la curaduría hizo algo fuera de serie, no se concretó a la parte formal, hizo del viaje por las películas de James Bond una película de James Bond.

Y lo primero que uno ve es tan fuerte como la primera escena de cualquiera de estos filmes, y de ahí brincamos a lo dorado, y de lo dorado a la literatura y hay un punto en que uno está francamente emocionado porque esto sigue vivo, porque la historia del 007 todavía se está escribiendo y se está escribiendo en México.

Una de las sorpresas que más me pudo enloquecer de esta muestra fue toda la parte que está dedicada a México.

¿Por qué? Porque esa película, Spectre, todavía no se estrena y ahí está el vestuario, y ahí están los videos, y ahí están los detrás de cámaras y muchas otras cuestiones como para levitar de placer.

Desde trucos que algunas catrinas traían bajo sus faldas para aparentar ciertos movimientos hasta unas imágenes de una mexicanidad que, combinada con el refinamiento de James Bond, puede generar cosas, orgullo, euforia.

Si usted quiere vivir Spectre antes del estreno de Spectre, no lo dude ni por un instante y corra a ver esto que, además, está tan bien organizado que incluye la venta de boletos a través del sistema Ticketmaster para que usted llegue bien, para que garantice su lugar.

Vamos, atrévase a salir de lo común y métase a las películas de James Bond, convierta en realidad sus sueños y vea lo que hay detrás de cada una de estas cintas.

Esto muy independientemente de todas las reflexiones que necesariamente se tienen que hacer alrededor de este gran fenómeno cultural.

Designing 007: 50 Years of Bond Style es un acontecimiento, el inicio de una nueva era entre los espectáculos y su público, y en este caso muy específico entre uno de los conceptos más famosos del cine mundial y las audiencias mexicanas, las audiencias que hicieron posible el milagro de Spectre.

No se la pierda. ¡Le va a encantar!

@AlvaroCueva

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.