• Regístrate
Estás leyendo: Se fue Beltrones. ¿Y Santiago cuándo?
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 01:26 Hoy

El otro enfoque

Se fue Beltrones. ¿Y Santiago cuándo?

Alfonso Machuca

Publicidad
Publicidad

1.- Totalmente de acuerdo

El ejemplo que dio el dirigente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, al presentar su renuncia a la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional, tras las derrotas electorales de su partido, debe replicarse en Guanajuato.

El diputado Santiago García y actual dirigente estatal del tricolor, puede aprovechar y atender la profunda reflexión a la que convocó su ex líder nacional, cuando con su dimisión, según explicó, contribuye a una modernización urgente y necesaria del tricolor.

¿Entonces por qué el legislador de Guanajuato se aferra a lo contrario?

Manlio Fabio Beltrones, explicó que su disposición a dejar el cargo, es parte del crecimiento al que debe someterse el PRI, si en verdad busca ser competitivo en el 2018, frente a unos aliados convenencieros, como calificó al PAN y al PRD.

Es decir, su contribución inmediata (como nombró a su renuncia), no sólo facilita una evaluación objetiva tras las elecciones pasadas, sino permite además una retroalimentación con los sectores del partido y la misma militancia.

Por eso se fue.

Por el bien de su partido, de su militancia, de los sectores priistas, del proyecto de nación que busca, etcétera.

El ex dirigente nacional dejó en claro que el PRI debe sacudirse de aquellos personajes que, contagiados por el egoísmo y su ambición individual, sólo utilizan las siglas del Revolucionario Institucional, para acceder a botines verdaderamente millonarios.

¿En Serio?

2.- Si hace eso el PRI, habrá bastantes castigados

Definitivamente sí.

El tricolor debe sacudirse la imagen de corrupción que tiene sellado en la frente, debe además evitar los corruptos mismos que hay en sus filas, pero, además, alcanzar la transformación que no logró en este regreso y sexenio.

Dos años, será complicado, pero requiere de voluntad.

Voluntad que no muestra, por ejemplo, del propio dirigente estatal en Guanajuato, quien, a pesar de haber perdido muchísimos municipios y espacios en los Ayuntamientos, se mantiene en la dirigencia, como quien se aferra a un cuerpo extraño.

Los números que obtuvo en la elección fueron más terribles que el propio fracaso del cinco de junio pasado. Las pérdidas millonarias por multas por el INE, aún no las reciente, pero serán sin duda, limitantes para proyectos futuros.

Beltrones tiene razón cuando afirma que la imagen del PRI está en una profunda crisis que debe atenderse como cualquier enfermo en terapia intensiva. Yo lo dijo bien bonito: "No es la numeralia electora; es el proyecto de nación para el Siglo XXI".

En otras palabras, el ex dirigente nacional del PRI, dejó a un lado sus propios intereses y puso en manos de la Asamblea Nacional, la discusión de las siguientes decisiones políticas, a fin de encausar el barco que, para suerte de los mexicanos, sólo gobierna ahora al 45 por ciento de la población.

¿Y en Guanajuato, por qué no hacen lo propio?.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.