• Regístrate
Estás leyendo: Una mágica travesía por la Riviera Maya
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 14:42 Hoy

Una mágica travesía por la Riviera Maya

Viajes

Además de su impresionante mar, en la Riviera Maya es posible beber “sangre de dragón”, comer “carne de unicornio” o degustar postres en libros.
Publicidad
Publicidad

Una temperatura agradable –alrededor de 25ºC– prevalece durante esta época en el Caribe Mexicano, el destino más visitado del país, que atrae a más de 19 millones de turistas anualmente, pues aquí se encuentran algunas de las mejores playas del mundo, que se caracterizan por su fina arena blanca y un mar de tonalidades turquesas.

Multidestino

 Pero no solo las hermosas playas –algunas semivírgenes– son las que seducen a los visitantes; es un multidestino en el que puedes realizar todo tipo de actividades, desde bucear por el segundo arrecife más grande del mundo y descubrir vestigios arqueológicos, hasta convivir con descendientes directos de los mayas, disfrutar de parques ecoturísticos y degustar la abundante gastronomía. 

Algunos complejos hoteleros son motivo de viaje, ya que estos centros vacacionales ofrecen una amplia variedad de atractivos, tal es el caso de Vidanta Riviera Maya (www.vidanta.com), sitio al que llegamos para hospedarnos con la idea de asistir a JOYÀ, el primer espectáculo permanente de Cirque du Soleil en México.

Magia y ambrosía

 El magnífico show de JOYÀ también es el único en el mundo que integra una experiencia gastronómica, así que llegamos con antelación, pues incluye un coctel de bienvenida y un número privado en uno de los salones del Teatro Cirque du Soleil, construido ex profeso para el espectáculo.

 Ahí nos esperaba un enigmático y simpático mago, quien entre acto y acto nos ofreció exóticas bebidas hechas con “sangre de dragón” y bocadillos de “carne de unicornio”. Después del aperitivo, nos dirigimos a la mesa para paladear la cena de tres tiempos, creada por Alexis Bostelmann, chef ejecutivo de Grupo Vidanta. Después de leer el menú, lo partimos en pequeños trozos, pues la carta es comestible. 

Esta experiencia culinaria permite elegir los platillos principales (hay una opción vegana que no está en el menú, pero se puede solicitar al momento). Te recomendamos el “suspiro de dragón”, una creación de cocina molecular deliciosa. La cena es elaborada con productos de la región y cada año se hacen pequeños ajustes para complacer a los paladares más exigentes. Mientras saboreamos la cena, acompañada de champaña, en el escenario un conjunto de música afroantillana amenizaba la velada. 

Estábamos por concluir la cena, descubriendo los postres “secretos”, colocados dentro de un libro, cuando inició JOYÁ que incluye un nuevo acto de trapecio, interpretado por la artista Darya Vintilova. 

Por más de una hora pudimos deleitarnos con los actos de acróbatas, trapecistas, payasos y personajes fantásticos que volaron sobre nosotros en medio del ambiente místico y festivo que ha dado fama a esta compañía canadiense, creada por Guy Laliberté y Daniel Gauthier en 1984.


Sabores sinfín 

Durante nuestra estancia en Vidanta conocimos uno de los nuevos conceptos del complejo: Salum Beachside Eateries and Market, una villa al aire libre inspirada en la energía relajada y bohemia de las playas de México.

 En uno de los bares (Huama), participamos en una cata de cerveza artesanal, pues aquí se busca impulsar las creaciones locales. También asistimos a una clase de mixología en el bar Saúde, impartida por el bartender, Abelardo Uitzil Canché, quien tiene más de 10 años creando cocteles de autor. 

De la amplísima variedad, te recomendamos los tacos de cochinita pibil del restaurante Néctar (comida yucateca); del Azur (francesa), debes probar los escargots; del Chiringuito (española), la paella valenciana; del Gong (asiática), el sashimi gong, hecho de salmón, con jengibre y ajo, sazonado con aceite de oliva y salsa de soya cítrica, y del Tramonto (italiana), el ossobuco, un estofado de jarrete de ternera en vino tinto. Como verás, en Vidanta Riviera Maya hay mucho para probar y disfrutar del Caribe Mexicano.

Las claves 

¿Cómo llegar? 

A Riviera Maya se llega vía aérea por el aeropuerto de Cancún, a donde arriban más de 20 vuelos diarios desde la CDMX.

 Busca la mejor opción para ti en aeromexico.com 

¿Dónde hospedarse? 

Vidanta Riviera Maya es un complejo con más de 1,800 habitaciones distribuidas en nueve hoteles, en 400 hectáreas, que incluyen un campo de golf diseñado por Jack Nicklaus. 

vidanta.com

¿Dónde comer? 

Aunque la oferta está dividida en alta cocina y comida casual, la calidad y sabor son indiscutibles en cualquiera de los más de 20 restaurantes dentro del enorme complejo de Vidanta.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.