• Regístrate
Estás leyendo: La Big Mac cambia su receta tras más de 50 años
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 11:11 Hoy

La Big Mac cambia su receta tras más de 50 años

Gastronomía

Aunque será por tiempo limitado, McDonald's quiere saber si la clásica hamburguesa puede seguir siendo una Big Mac aún con tocino.
Publicidad
Publicidad

Mantener la misma receta por más de 50 años es lo que ha hecho de la Big Mac la hamburguesa más icónica de McDonald’s. Ahora, la marca de comida rápida quiere cambiarla para dar una nueva opción a los fanáticos de esta combinación de pan, carne y salsa secreta.   

Como parte de una nueva campaña la empresa decidió darles la oportunidad a los comensales de agregar tocino a la clásica hamburguesa y generar el debate de si sigue siendo una Big Mac con este ingrediente tradicional de las hamburguesas, pero alejado de la receta que creó Jim Delligatti en 1967.  

El tocino es muy básico y se utiliza en las combinaciones de las hamburguesas; pero quisimos darle un toque no tan fuerte que cambie mucho el sabor […] que no predominara el sabor de la hamburguesa porque ahí sí cambiaría muchísimo y la gente diría que ya no es una Big Mac”, dijo en entrevista con MILENIO Félix Ramírez, director de comunicación corporativa de McDonald’s.   


La hamburguesa se convirtió en el plato insignia de McDonald’s en 1968, luego del éxito que tuvo en la primera tienda que se vendió y que la vio nacer, la franquicia de Uniontown, Pennsylvania.   

Conforme creció su popularidad, llegó a más países, siendo Kazajstán el país número 121 que comenzó a vender una Big Mac apenas en 2016.   

Su importancia es tal, que en 1986 el diario The Economist comenzó a usar el Big Mac Index, que mide la valuación de las monedas internacionales respecto a su tipo de cambio. Por si fuera poco, ésta es la  hamburguesa más vendida del restaurante a nivel mundial, con un estimado de 91 millones al año.

Lo que ha hecho especial a la hamburguesa es su estructura de dos carnes, tres panes –uno de ellos con ajonjolí-, lechuga, pepinillos, queso amarillo y la salsa secreta, que resultó no tanto. En 2012, McDonald’s dio a conocer los ingredientes de la salsa de las Big Mac, pues ya tenía tiempo circulando en internet: un poco de mayonesa, pepinillos picados, mostaza amarilla, vinagre, ajo y cebolla en polvo y paprika.   

De acuerdo con Félix, la decisión del restaurante de modificar la receta original con más de 50 años es una apuesta arriesgada, pero es una muestra más de la evolución de la cadena.   

“Queremos que el consumidor pueda personalizar cada vez más su platillo o sus hamburguesas. Eso es parte de lo nuevo que estamos implementando”, así que aunque no veas en el menú el tocino, o quieres que le agreguen jitomate y cebolla a tu hamburguesa, podrás pedirlo. 


mrf

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.