• Regístrate
Estás leyendo: Lo que debes saber para asistir a Teotihuacán
Comparte esta noticia

Lo que debes saber para asistir a Teotihuacán

“El visitante puede sentir lo que quiera en la zona arqueológica, lo que no puede es hacer lo que quiera”, advierte Rogelio Rivero Chong.
Publicidad
Publicidad

Acudir a la Zona Arqueológica de Teotihuacán (ZAT) para ascender a la Pirámide del Sol con motivo del equinoccio de primavera es ya una larga tradición que, a partir de los años 60 con el advenimiento del llamado new age, se convirtió en moda.

Como cada año, el 21 de marzo miles de personas llegarán a este sitio prehispánico con la intención de subir los 260 escalones, 52 por cada sol o era, de este basamento piramidal, con la creencia de que al hacerlo se cargarán de energía, aunque no hay estudios científicos que así lo comprueben.

El arqueólogo Rogelio Rivero Chong, director de la Zona Arqueológica de Teotihuacán, dice a M2 que “todas las personas son libres de acudir. Aquí todo el visitante puede sentir lo que quiera en la zona arqueológica, lo que no puede es hacer lo que quiera”.

Así se expresó el también investigador, luego de que en días pasados la actriz de Hollywood Glenn Close, de 71 años ,se tomó una fotografía que se volvió viral, donde aparece colgada de uno de los vestigios arqueológicos hacia el vacío.

El funcionario explica: “La invitación es igual, como la hemos hecho siempre, a que vengan a lo largo de todo el año, que no se concentren en uno o dos días al año, porque la visita tumultuosa no es tan agradable, ya que es imposible circular libremente por la zona”.

Controlar la circulación

Aunque destacó que en consideración a la democratización cultural, todos pueden acceder a la ZAT cuando mejor lo consideren, siempre cuidando y respetando el patrimonio.

“Aquí el problema es que cada año ha ido en aumento el número de visitantes y la capacidad de carga de la Pirámide del Sol es la que se pone en riesgo”, advierte.

Como no debe haber tantas personas sobre el monumento al mismo tiempo, desde hace algunos años el Instituto Nacional de Antropología e Historia estableció un operativo para limitar la cantidad de visitantes en la cima de la pirámide. Desde el viernes se instaló un andamio para controlar la circulación.

“Son 300 personas por hora las que tienen la posibilidad de subir a la pirámide, después de hacer filas de entre tres y cuatro horas. En este periodo estimamos una asistencia de más de 150 mil personas”, detalló el director de la ZAT.

Indicó que este año la entrada de la primavera será a las 19:40 horas del día 20 de marzo. “No es un fenómeno lumínico que se registre porque a esa hora el Sol ya no está en el horizonte. Como se sabe, equinoccio es uno de los dos días del año en el que la duración de la noche es igual a la duración del día”.

No era una fecha especial

Rivero Chong indicó que dentro del calendario ritual de los teotihuacanos, el 21 de marzo no era una fecha especial. Gracias a las investigaciones astronómicas y mediciones de Enrique del Castillo y Verónica Ortega, ahora sabemos que en la zona el 21 de febrero es cuando el Sol sale exactamente detrás de la Pirámide del Sol. Si uno se coloca en el altar central de la Plaza del Sol en la mañana, se puede observar el Sol exactamente al centro de la pirámide. También en octubre se repite este fenómeno.

Sin embargo, la gente acude a la Zona Arqueológica de Teotihuacán el 21 de marzo por su cultura euro occidental y “con la creencia de cargarse de energía”.

Recomendaciones

Rivero Chong señala que a las personas que visiten Teotihuacán les recomienda “que traigan sombrero y bloqueador para la exposición solar. Que traigan su agua para hidratarse, y si tienen alguna condición de salud especial que les impida hacer algún ejercicio, no intenten subir a la pirámide, porque en estos días cuesta mucho trabajo llegar a la cúspide. En estas condiciones, en caso de algún percance se tardarían hasta más de tres horas en recibir atención médica”.

A pesar de que la ley específicamente no prohíbe “las limpias”, sí contempla que dentro de la zona arqueológica no se permiten las actividades comerciales por particulares.

Por ello, se hace el exhorto para que quienes quieran llevar a cabo este ritual se ubiquen cerca de la Pirámide de la Luna, donde no se congrega tanta gente. De esta forma se respeta la diversidad de pensamiento, de creencias y de prácticas culturales.

La más importante

La Pirámide del Sol, la estructura más importante del Conjunto Arqueológico de Teotihuacán, está en el centro de la Calzada de los Muertos.

Tercera en altura

Con unos 65 metros de altura, es la tercera pirámide prehispánica más grande, detrás de las de Tikal y Cholula, de 70 y 66 metros.

Sería más alta

Originalmente pudo haber sido más alta, puesto que estaba rematada por un santuario en su cima, quedando hoy en día solo una plataforma.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.