45.5 de alumnos en prepas de la UdeG han sufrido acoso escolar

El SEMS presentó resultados del proyecto de intervención “El bullying no es broma”, auspiciado por el Consulado General de EU.
 La mayoría de los alumnos mencionó que no han realizado ni sufrido agresión física
La mayoría de los alumnos mencionó que no han realizado ni sufrido agresión física (Cortesía)

Guadalajara


Motes, insultos, rumores, amenazas y rechazo son algunas de las formas de acoso que más se dan entre estudiantes de preparatoria de la Universidad de Guadalajara (UdeG), según lo reveló el diagnóstico realizado como parte del proyecto de intervención “El bullying no es broma”, auspiciado por el Consulado General de EU.

Según el estudio, que encuestó a 5,966 alumnos y 394 docentes de 28 planteles, en menor proporción se presentan casos de agresión física, robo y destrozo a pertenencias. Y son tres los escenarios del acoso: dentro de las aulas, fuera de las aulas y fuera de la escuela.

“De acuerdo a los datos un 45.53 por ciento de los alumnos está en el rol de víctima, lo que indica que hay 21 personas aproximadamente por aula que reciben bulliyng”, destaca el diagnóstico, cuyos resultados fueron presentados hoy por el Sistema de Educación Media Superior (SEMS) de la UdeG ante estudiantes, académicos y directores de las preparatorias metropolitanas que participaron en el proyecto; así como de representantes consulares.

“El uso de los motes (apodos o sobrenombres) es una de las manifestaciones de violencia más frecuentes en nuestras escuelas. Pueden presenciarse en el tiempo libre de la escuela, como dentro o fuera de clases”, indicó la jefa de la Unidad de Orientación Educativa de este sistema, Ana Luz Martínez González.
Añadió que en más de la mitad de los alumnos reconocen haber proferido insultos; y en similar proporción los han sufrido pocas o muchas veces. “En el tiempo libre de la escuela es donde se manifiestan más”.

La agresión física se presenta con menor frecuencia. La mayoría de los alumnos mencionó que no han realizado ni sufrido agresión física, no obstante un alto porcentaje manifestó haberla visto. “Dos de cada diez alumnos se reconocen como agresores físicos con mucha frecuencia y 23 de cada diez refieren ser agresores físicos pocas veces”, refirió dijo la directiva.

“El bullying no es broma” es un proyecto de intervención que se gestó en 2013, cuando el Consulado de EU buscó un trabajo de vinculación con el SEMS, expuso Martínez González.

El proyecto consta de tres fases: diagnóstico (una encuesta sobre el estado que guardan 28 preparatorias respecto al bullying); intervención (formación de líderes e implementar el proyecto “Por una cultura libre de violencia” en las prepas) y evaluación (recuperación y revisión de las experiencias en un coloquio celebrado hoy). 

A un año de distancia, se concluye que es posible reducir la incidencia de violencia en las preparatorias de la UdeG mediante intervenciones diversas que incluyen la participación de los jóvenes –al respecto hubo una gran respuesta al concurso de historieta sobre el tema- y mediante propuestas como firmar “contratos de buen trato” al inicio de semestre.
 
“Incidir en bullying nos compete a todos”, sostuvo la funcionaria.