• Regístrate
Estás leyendo: Amenazas y pocas propuestas se llevan el tercer debate
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 10:28 Hoy

Amenazas y pocas propuestas se llevan el tercer debate

Los candidatos a la Presidencia aprovecharon el tercer y último debate para lanzar amenazas y hacer señalamientos de corrupción; las propuestas fueron las grandes ausentes de la noche.
Publicidad
Publicidad

En el tercer y último debate presidencial, reinaron las amenazas y faltaron las propuestas.

A pesar de que a través de las redes sociales se recibieron miles de preguntas sobre sus respectivos planes de gobierno, los cuatro candidatos a la Presidencia del país aprovecharon sus intervenciones para hacerse señalamientos de corrupción y lanzar amenazas.

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, se defendió de las acusaciones de lavado de dinero y la denuncia que el panista Ernesto Cordero hizo ante la PGR.

“He sido blanco de una campaña brutal de ataques, de mentiras, de infamias porque me atreví a decir que cuando sea presidente de México habrá una fiscalía autónoma para investigar al Presidente Enrique Peña Nieto”, dijo al inicio del encuentro. 

Asimismo, aprovechó al menos tres de sus intervenciones para cuestionar a Andrés Manuel López Obrador sobre su supuesta relación con el empresario José María Rioboó a quien, afirmó, se le asignaron contratos por más de 170 millones de pesos durante la gestión del morenista en el Gobierno de la Ciudad de México.

"Te has convertido, Andrés Manuel, en lo que tanto criticabas: como los del PRI ya tienes tus contratistas favoritos. Contesta sí o no, sin payasadas", afirmó el panista e incluso, cuando López Obrador respondió con una negativa, lo retó: "¿Si te presento los contratos renuncias a la candidatura?".

Anaya Cortés también acusó a López Obrador de haber pactado impunidad con el presidente Enrique Peña Nieto, a lo que el morenista se defendió diciendo "yo no lo he visto en seis años, tú te has reunido con él".

El tres veces candidato a la Presidencia se defendió y aseguró que fue Anaya quien se separó del gobierno federal y por eso "lo quieren meter a la cárcel".

"Ahora se peleó (Anaya), lo quiere meter (Peña Nieto) a la cárcel. No es mi fuerte la venganza y ni a ti te voy a meter a la cárcel” agregó.

Mientras que el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, aprovechó una de sus primeras intervenciones para decir que la única persona investigada de la mesa de debate es el panista Ricardo Anaya, en referencia a la investigación por lavado de dinero.

En cuanto le fue posible, el panista se defendió y afirmó tener en su poder un documento que relaciona a Meade Kuribreña con el caso Odebrecht.

"Este decreto que tiene tu firma te implica a ti directamente en el último escándalo de corrupción de Odebrecht (...) He dicho con claridad que cuando yo sea Presidente sí los voy a llevar a la justicia, lo digo con absoluta claridad y también con mucha firmeza", dijo.

Pero el priista reviró y lanzó la acusación a Andrés Manuel López Obrador.

"En el tema de Odebrecht, la pregunta no debería ser para mí, Ricardo, debería ser para Andrés Manuel, porque el socio de Odebrecht en México es la familia Jiménez Espriú, a quien Andrés Manuel propuso como su secretario de Comunicaciones y Transportes", acusó.

Ante los constantes ataques de José Antonio Meade, López Obrador pidió una réplica para pedirle que se serenara y presumió ir arriba en la encuestas.

Yo qué culpa tengo de que ustedes estén empatados hasta abajo y que piensen que aquí, en el debate, van a remontar 30 puntos que les llevo. ¡Serénense!", les dijo.

¿Y mientras tanto Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco?

A su manera, el candidato neoleonés pidió "abrazos no balazos" y aseguró que se divertía viendo los ataques entre sus otros tres adversarios.

"Me divierto con ustedes, ahora dale un beso. México necesita de la unidad de todos, los tres tienen ese mismo problema", dijo.

Cuando el moderador Leonardo Curzio cuestionó a El Bronco si con su propuesta de mocharle la mano a quien robe hará un sistema nacional de verdugos, el candidato respondió que la realización de la misma dependerá de los legisladores.

“Hay una condición, que dependerá los diputados de estos tres personajes si se atreven a cortar la mano”.  

-¿Quién va a cortar la mano?

"Va a ser un tribunal".

- ¿Y si lo demandan?, cuestionó de nuevo el moderador. 

"Prefiero que me demanden a que se sigue desangrando este país", finalizó. 



ALEC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.