Trump amaga, Peña no cede

En las últimas 48 horas, la relación diplomática de México y Estados Unidos se ha tensado: ante las amenazas de Donald Trump, Peña canceló su visita a Washington.
El presidente Enrique Peña Nieto canceló la reunión que mantendría con Donald Trump en Washington el próximo martes.
El presidente Enrique Peña Nieto canceló la reunión que mantendría con Donald Trump en Washington el próximo martes. (Presidencia de la República / AP)

Ciudad de México

A partir de la llegada de Donald Trump a la presidencia estadunidense la relación entre México y Estados Unidos se ha tensado. Sin embargo, las últimas 48 horas han sido cruciales en la relación diplomática de ambos países.

TE RECOMENDAMOS: México no cree en los muros, exige respeto a Trump: Peña

El martes por la noche, mientras el canciller mexicano Luis Videgaray y el secretario de Economía Ildefonso Guajardo viajaban a Washington para iniciar las negociaciones sobre economía y migración con el gobierno estadunidense, el presidente de Estados Unidos informó, a través de su cuenta de Twitter, que firmaría un decreto sobre seguridad nacional, que incluiría la orden de iniciar la construcción del muro fronterizo.

Ayer a las 08:00 horas inició la reunión entre los secretarios mexicanos y los representantes estadunidenses en Washington. Mientras esto sucedía, Donald Trump hizo público el decreto de seguridad nacional con el fin, dijo, de retomar el control de la frontera y mejorar la relación con México.

En una conferencia de prensa otorgada después de firmar la orden ejecutiva para iniciar el proyecto, el mandatario estadunidense afirmó que "el aumento de inmigrantes está perjudicando tanto a México como a Estados Unidos. Les diremos qué haremos: vamos a mejorar la seguridad de ambos países. Un país sin fronteras no es una nación. Estados Unidos volverá a retomar el control de sus fronteras".

TE RECOMENDAMOS: ¿Cuánto costará y cómo se pagará el muro de Trump?

LOS PUNTOS CLAVE DE ESTE DECRETO SON:

  • Planear, diseñar y construir el muro inmediatamente. Los fondos para la edificación serán federales, sin embargo Trump prometió que el gobierno mexicano devolverá el costo total de la obra.
  • Agilizar las deportaciones. Esta orden incluye la contratación de 5 mil agentes fronterizos nuevos y se aumentará el número de oficinas de inmigración y aduanas.
  • Expulsión de indocumentados. Los inmigrantes ilegales que tengan antecedentes delictivos son los primeros en la lista para ser deportados.
  • Adiós 'ciudades santuario'. Se permitirá que las policías locales y estatales actúen como agentes de inmigración. Aquellas ciudades que se nieguen a obedecer el mandato, no recibirán fondos federales.


LAS REACCIONES EN AMBOS PAÍSES NO SE HICIERON ESPERAR.

La clase política mexicana exigió que el gobierno de Enrique Peña Nieto cancelara la reunión con Donald Trump. Algunos senadores, dirigentes de los partidos y aspirantes a la Presidencia del país, pidieron que se reconsiderara la visita.

Asimismo, alcaldes estadunidenses de distintas ciudades santuario, como el neoyorkino Bill de Blasio, se opusieron a la orden ejecutiva del presidente Trump.

"La orden ejecutiva del presidente Trump va en contra de los valores de nuestra ciudad y de los valores de los Estados Unidos".

Eric Garcetti, alcalde Los Ángeles, otra ciudad santuario, también declaró al respecto de la orden ejecutiva de Donald Trump.

A las 20:41 horas, y ante el anuncio hecho por Trump, el presidente Enrique Peña Nieto envió un mensaje en el que aseguró que México no pagará por el muro fronterizo y anunció que los 50 consulados de México en Estados Unidos servirán como auténticas defensorías de migrantes.

"México ofrece y exige respeto, como la nación plenamente soberana que somos", dijo durante su mensaje.

En entrevista con Carlos Puig para MILENIO, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo tanto él como el canciller Luis Videgaray iniciaron la reunión con funcionarios de la Casa Blanca con unextrañamiento por la orden ejecutiva firmada por el presidente de Estados Unidos para comenzar la construcción del muro.

El funcionario dijo que el Tratado de Libre Comercio se renovará por completo y la reapertura se hará por partes.

Más tarde, en entrevista con Denise Maerker para '10 en punto', el canciller Luis Videgaray aseguró que la reunión entre Enrique Peña Nieto y Donald Trump continuaba en pie.

Hoy a las 07:51 horas, luego de darse a conocer el mensaje del mandatario mexicano, el presidente de Estados Unidos dijo, a través de su cuenta de Twitter, que si México no paga por el muro, lo mejor sería cancelar la reunión pactada para el 31 de enero.

El estadunidense afirmó que "Estados Unidos tiene un déficit comercial de 60 mil millones de dólares con México. El TLCAN fue un acuerdo unilateral donde se perdieron un gran número de empresas y puestos de trabajo. Si México no está dispuesto a pagar por el muro necesario, será mejor cancelar la próxima reunión".


Un par de horas después, y con la reunión pendiente entre el canciller mexicano Luis Videgaray y el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, el presidente Enrique Peña Nieto informó, también a través de redes sociales, que la reunión programada para el próximo martes con Donald Trump fue cancelada por el gobierno mexicano.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, informó que el gobierno estadunidense buscará reprogramar la reunión entre los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump, "mantendremos las líneas de comunicación abiertas", dijo.

Minutos más tarde, ante congresistas republicanos, Donald Trump aseguró que México deberá respetar a los Estados Unidos o las reuniones serán inútiles y anunció que hará un proyecto de ley para reducir el déficit generado por el TLCAN.

TE RECOMENDAMOS: VIDEO: México debe respetar a EU o reuniones serán estériles: Trump

El mandatario aseguró que "mientras México no trate a Estados Unidos de manera equitativa y con respeto, una reunión es estéril. Estamos trabajando en un proyecto de ley de impuestos que reduzca el déficit y que genere ingresos de México, que pagará por ese muro. Decidimos hacerlo hasta el momento en que Estados Unidos tuviera un presidente que luche por ellos y yo estoy dispuesto a hacerlo".


ALEC