Multarán a Química Central con 31 millones de pesos

La empresa Química Central no atendió las medidas que se requerían para el cuidado del medio ambiente. 

León, Gto

La empresa Química Central de México se hará acreedora a una sanción económica millonaria, la cual puede alcanzar los 31.5 millones de pesos, reveló el subprocurador de Inspección Industrial de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Arturo Rodríguez Abitia.

Con esta sanción se busca presionar a los responsables de dicha empresa y que reparen los daños lo antes posible, pues hasta la fecha no hay ningún avance.

TE RECOMENDAMOS: Sin resolver, impacto ambiental por Química Central, a 2 años 

El funcionario federal, entrevistado vía telefónica por MILENIO, detalló que Química Central de México antes de dejar de operar tenía la obligación de realizar el tratamiento de los residuos de cromo, generados ante una empresa subsidiaria denominada ARGES Ambiental de México, S.A de C.V.

"Nosotros estamos ya por establecer las sanciones económicas a la empresa independientemente del seguimiento que estamos haciendo con el Ministerio Público y con la PGR, para presionar a los responsables a que reparen los daños que han ocasionado y a cumplir con las medidas que han sido ordenadas por la Profepa", señaló Rodríguez Abitia.

El mismo subprocurador reveló a MILENIO el monto al que podría subir la multa.

"De la visita que nosotros hicimos en 2014 se desprendieron nueve distintas irregularidades, algunas de mayor gravedad que otras, de cada irregularidad, nosotros podemos imponer sanciones por hasta 3 millones y medio de pesos, si se multiplica por nueve, ese es la cantidad máxima que pudiéramos poner ante Química Central", detalló el funcionario.

TE RECOMENDAMOS: Pierde la vista María poco a poco 

Sin embargo, se detectó por parte de Profepa que no se estaba realizando el tratamiento de los residuos adecuadamente, lo cual llevó eventualmente a la clausura de Química Central.

"En la empresa ARGES, los residuos eran tratados para reducir el cromo seis y convertirlo en cromo tres, que es un cromo más estable y que no representa riegos para la salud, en el año 2014 nos encontramos con que la empresa no estaba haciendo el tratado debidamente", explicó.

Rodríguez Abitia detalló que se les informó a los dueños de la empresa a finales del año 2014 que los residuos fueran tratados conforme a lo que establece la ley, es decir, que fueran confinados en un sitio autorizado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y para poder transportarlos lo hiciera a través de una empresa transportista autorizada por la misma SEMARNAT, sin embargo, la empresa Química Central sigue sin acatar estas órdenes.

TE RECOMENDAMOS: El proceso jurídico contra Química Central está detenido, afirman autoridades federales 

Al no atender estas medidas, la Profepa realizó una denuncia penal ante la Unidad Especializada en Delitos Ambientales y de Leyes Especiales de la Procuraduría General de la República (PGR), pues al negarse a acatar esta orden, Química Central está haciendo un delito que es clasificado como penal, por lo que los dueños de la empresa presentaron un amparo.

"Química Central ya no podría volver a operar, sin que los empresarios tuvieran que hacer nuevas inversiones, para lo cual requerirían autorizaciones de la SEMARNAT que estamos seguros no van a obtener, Química Central está cerrada de manera definitiva, eso es un hecho", concluyó el subprocurador de Inspección Industrial de la Profepa, Arturo Rodríguez Abitia.