En privado

No fue Villarreal, fue Madero

Tus caos son órdenes para mí.Florestán

 

Tras la difusión del video en el que aparecía en una fiesta en Puerto Vallarta con un grupo de bailarinas y de diputados de su bancada, Gustavo Madero relevó de su coordinación en San Lázaro, a su operador más cercano en muchos sentidos, Luis Alberto Villarreal, y a otro de sus más allegados y secretario particular por años, Jorge Villalobos, que era el vicecoordinador.

El mismo lunes en que se divulgó la videograbación del reventón panista durante los trabajos de su plenaria en enero de este año en Vallarta, Madero hizo una primera declaración que anunciaba la caída de Villarreal: Los comportamientos particulares de los militantes de Acción Nacional deberán tener consecuencias cuando afecten la imagen y vida de nuestro partido, decía agregando que esas acciones comprometían a su partido, a sus legisladores y simpatizantes y pidió a su Comisión Permanente el respaldo para actuar en este caso de manera institucional, oportuna y contundente para proteger la vida e imagen de Acción Nacional, y que el miércoles daría a conocer las medidas al respecto. Es decir, no quedaba duda: Madero había tomado la decisión de cortarle la cabeza.

Tan así lo entendió el mismo Villarreal, que cerca de la medianoche del martes mandó un comunicado anunciando que tras reunirse con Madero, ponía a su disposición su coordinación parlamentaria, lo que se diluyó ayer por la mañana con otro comunicado del mismo Madero en el que dejaba en claro que él, y no Villarreal, era el que lo había removido, al anunciarlo en estos términos:

He tomado la decisión de renovar la coordinación y vicecoordinación del partido en la Cámara de Diputados.

Por la noche confirmaba el nombre que había corrido desde el día anterior: el zacatecano José Isabel Trejo era el nuevo coordinador.

Así, encontraba para San Lázaro un perfil como el de José Luis Preciado en el Senado, para que no quede duda alguna: el principal personaje del PAN se llama Gustavo Enrique Madero Muñoz.

Y nadie más.

RETALES

1. DEVASTADOR. Sobre lo que está pasando en el PAN, el ex presidente Felipe Calderón me dijo ayer: Yo lo que veo es un proceso de degradación y de descomposición moral y de corrupción, que no sé qué límite pueda tener. Por pena y por vergüenza no hay nada más que decir, concluyó;

2. ENTRADÓN. Casa llena en la presentación, anoche, del libro del ex presidente Calderón, Los retos que enfrentamos, a cargo de los colegas Ciro Gómez Leyva y Jorge Fernández. De los calderonistas, casi todos; de los maderistas, cero; y

3. LEY. Ayer entró en vigor la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que va a marcar un antes y un después en este sector. La primera ventaja es la desaparición de la larga distancia partir del 1 de enero y la vigencia de saldos en las tarjetas de prepago por un año.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com