Nada personal, solo negocios

... y México se metió al negocio petrolero internacional

Ayer, con la subasta de 8 de los 10 bloques para exploración y explotación en aguas profundas, fue un día importante para romper un par de mitos alrededor del negocio petrolero nacional:

1) El precio del petróleo desestima las inversiones. FALSO.

No importa el precio, la cotización del petróleo para tomar estas decisiones de largo plazo (estamos hablando de proyectos a 50 años). En estos proyectos el precio no importa, no es un determinante es un factor. No se toman decisiones de coyunturales, sino estructurales.

2) México no es un mercado atractivo para las petroleras internacionales. FALSO

El país demostró que es competitivo, que sus contratos son de primer mundo (mucho más parecidos a los modelos noruegos que a los estadunidenses o canadienses). Estuvimos con compitiendo en las mismas fechas con licitaciones petroleras igual de atractivas en Angola, Brasil, EU y Australia.

3) Pemex no está a la altura de las grandes petroleras. ESTÁ POR VERSE.

La empresa comenzó a comportarse a partir de ahora como una petrolera internacional asociándose por un lado y ganando un contrato por el otro. Y hasta hubo pelea en su nombre: la firma australiana BHP Billiton —que ganó la licitación— presentó un bono adicional en efectivo para ser socia de Pemex y sacar de la jugada a otro gigante como es BP.

4) Las empresas de EU no se animarán a participar post-Trump. FALSO

En buena parte de los bloques había propuestas de Chevron y Exxon.

“Estamos muy satisfechos con el resultado, fue todo un éxito porque quedó claro que México es muy competitivo en el sector petrolero y que las empresas internacionales le dieron un voto de confianza al país, a su Reforma Energética, a sus leyes y al modelo de contrato diseñado”, me decía recién salido de la extensa reunión post licitación, Aldo Flores-Ferrer, subsecretaria de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía.

Para poner en contexto, del tamaño del proyecto ayer licitado, equivale a unos mil bloques de los que licita Estados Unidos habitualmente y los recursos que promete (10,000 millones de barriles) representan el 80% del total de la Ronda 1.

“Yo siempre insisto: el precio del petróleo sube y baja para todo el mundo. La lección es que lo que te hace competitivo no es el precio del barril si no la calidad de tus recursos y la credibilidad de tu régimen de inversión y de tus reglas”, agrega el funcionario quien con un equipo de 30 personas terminaron de delinear en equipo con Comisión Nacional de Hidrocarburos y la SHCP los contratos que ayer se licitaron, que se firman en 90 días y que durarán en promedio 50 años.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson