• Regístrate
Estás leyendo: A dos meses de la huelga, UAM calcula pérdidas económicas
Comparte esta noticia

A dos meses de la huelga, UAM calcula pérdidas económicas

El secretario general de la universidad calculó que las pérdidas por el paro podría ascender hasta los 150 mil pesos por cada mes, sin embargo, consideró que la afectación más grande será la del prestigio.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

A dos meses de la huelga en la Universidad Autónoma Metropolitana aún no se puede determinar con exactitud la afectación económica de la huelga, no obstante por cada mes, con el retraso en experimentos de laboratorio se pierde aproximádamente hasta 150 mil pesos, advirtió el secretario general de la UAM, José Antonio de los Reyes.

Será hasta que los investigadores y estudiantes regresen a las aulas y laboratorios que podrán evaluar las pérdidas, ya que hay materiales y organismos vivos que fenecen, añadió la autoridad universitaria.

Pero el golpe más grande que recibe la universidad, aclaró, es en su prestigio.

“Si pusiera mi ejemplo propio de alumnos, de maestría y doctorado que no han hecho proyectos, prácticamente el retraso en término de experimentos y demás, por cada mes de inactividad, prácticamente perdemos el orden de 150 mil pesos, lo que quiere decir que son experimentos que no se realizan a tiempo, son reacciones, materiales que se debieron haber entregado, etcétera, sobre todo cuando tenemos proyectos patrocinados por otros entes externos a la universidad".

"Pero al margen de todo esto es la imagen de la universidad por no estar cumpliendo con su función, y también tenemos la parte de los convenios que establece la institución con otras instituciones acordes con el quehacer científico que tiene la institución", explicó De los Reyes.

Han trancurrido 14 mesas de negociación entre el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (Situam) y el secretario general de la universidad, sin que hasta ahora exista una posibilidad de solución al conflicto laboral.

Ambas partes se han mantenido inamovibles en sus posturas.

La universidad ha ofrecido 3.35 por ciento salarial y 3 por ciento en retabulación de puestos para personal administrativo de base y académico. Así como 247 plazas.

En tanto, el Situam, integrado por poco más de 5 mil trabajadores, el 80 por ciento son del área administrativa y de servicios y un 20 por ciento de académicos, insiste en demandar un aumento salarial del 20 por ciento y al menos 400 plazas.

Esta situación afecta a más de 50 mil estudiantes, tres mil 090 profesores e investigadores, además de poco más de 100 mil aspirantes que no ha realizado su examen de ingreso, debido a la cancelación de la convocatoria.

Aunque no ha sido un tema de negociación en los dos emplazamientos a huelga, referentes al aumento salarial y las violaciones al contrato colectivo de trabajo, el rector Abel Peñaloza y funcionarios de la secretaría general han ofrecido bajarse el sueldo si se reanudan las clases, no obstante, han solicitado la apertura de las instalaciones para comenzar con los análisis de este recorte.

Por huelga, estudiantes de posgrado pierden investigaciones

Para muchos estudiantes de posgrado ha significado la pérdida de sus investigaciones en el actual trimestre.

Marissa Guillen, estudiante de la maestría en bilogía de la reproducción animal en la UAM Iztapalapa ya perdió por completo su investigación en torno a los fitoestrógenos y la manera en que afectan estos compuestos químicos, que se encuentran en los vegetales, el desarrollo neonatal, debido a que las ratas que emplea tuvieron que ser sacrificadas pues pasaron el tiempo de maduración durante la huelga.

“Desafortunadamente unos 30 animales tuvieron que ser sacrificados porque ya no cumplen los requisitos que se necesitan para el estudio. Yo nunca pude ingresar a alimentarlos ni a cuidarlos debidamente porque la investigadora que dirige mi trabajo no estaba en la lista del sindicato de los que sí podían entrar. Una situación muy intransigente” reclamó.

El agobio invade a Luis Maciel, estudiante del doctorado en biología experimental en la UAM Iztapalapa, debido que solo se quedó a cinco días de obtener el grado como doctor y la huelga estalló el 1 de febrero; su examen estaba programado para el 6 de febrero.

Fueron apenas unos cuantos días para que él se quedara sin posibilidades de concursar por una beca de la cátedra Conacyt y con ello ingresar al Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Además de un ofrecimiento de posgrado en España está en riesgo si no consigue el grado en breve.

“Los estudiantes al final nos quedamos en medio, los licenciatura están perdiendo clases, los de posgrado requieren terminar sus proyectos en un tiempo porque reciben la beca de Conacyt pues ven afectadas sus investigaciones”, lamentó.

En 2008, la huelga duró 263 días y en aquella ocasión, el Colegio Académico debió hacer ajustes en el calendario para no perder el trimestre. Para este paro, las autoridades advirtieron que también será responsabilidad del Colegio poder ajustar los tiempos. No obstante, en dos meses las afectaciones ya son significativas en titulaciones e investigación.

​EB

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.