• Regístrate
Estás leyendo: En 18 años el PRI perdió 80% de escaños
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 09:20 Hoy

En 18 años el PRI perdió 80% de escaños

El PRI a la deriva

Representatividad. Cuando el tricolor pierde la Presidencia se reduce 80% su presencia en el Legislativo.
Publicidad
Publicidad

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha perdido 80 por ciento de su representatividad en el Congreso en las dos veces que ha entregado la Presidencia a la oposición, mientras en los últimos 18 años también ha cedido siete gubernaturas, al pasar de 19 a 12, es decir, 37 por ciento.

En 2000, cuando el tricolor perdió la Presidencia ante el panista Vicente Fox, gozaba de la mayoría en ambas cámaras del Poder Legislativo: en el Senado tenía 72 escaños y en San Lázaro 208 curules.

El entonces abanderado presidencial priista, Francisco Labastida, obtuvo el segundo puesto, con 21 por ciento de las preferencias, en una elección con 13 millones 579 votos. Para las intermedias de 2003, luego de una elección interna en la que resultó dirigente Roberto Madrazo y secretaria general Elba Esther Gordillo, el tricolor incrementó sus espacios en la Cámara de Diputados a 222 legisladores.

El proceso de selección de candidato presidencial, en el que Madrazo se impuso; la salida de Gordillo para fundar su partido, y la operación de los mandatarios tricolores arrastraron al partido a un tercer lugar en 2006.

El abanderado tricolor obtuvo 9 millones 301 mil de votos (22 por ciento), con ello redujeron su presencia en la Cámara de Diputados 50 por ciento, con 106 curules y apenas 43 senadores.

Para la intermedia de 2009, el PRI se fortaleció de la mano de Beatriz Paredes, alcanzando su máximo histórico en los tiempos de alternancia democrática, con 242 legisladores.

En 2012, con Pedro Joaquín Coldwell en la dirigencia, el PRI recuperó la Presidencia con Enrique Peña Nieto y la mayoría en el Congreso, con 55 senadores y 214 diputados, lo que le permitió aprobar 11 reformas estructurales emanadas del Pacto por México que firmó con PAN y PRD.

En 2015 el PRI redujo su presencia en San Lázaro al llegar a 202 legisladores; sin embargo, alcanzó su máximo histórico en gubernaturas con 21. Un año más tarde perdió un estado, mientras que en 2017, perdió cinco más.

Para 2018 no solo cedió la Presidencia, también la mayoría en el Congreso, al ganar 47 curules y 14 escaños. Tras el tercer lugar en los comicios logrado por José Antonio Meade, quedó al frente de 12 entidades, equivalente al 34 por ciento del electorado.

En Edomex solo ganó 23 de 125 alcaldías. Cayó ante Morena en Huixquilucan, la tierra del gobernador Alfredo del Mazo, así como en la cuna de Eruviel Ávila, Ecatepec, y del ex presidente Peña Nieto, Atlacomulco. En la batalla por el Senado, el ex dirigente del PRI, César Camacho, fue derrotado por Delfina Gómez, de Morena, y Juan Zepeda, del PRD.

Tras 80 años de hegemonía el tricolor perdió el control de Hidalgo, donde Morena arrasó con el Congreso local. En Guerrero, tierra de la actual dirigente nacional, Claudia Ruiz Massieu, sus gobiernos municipales pasaron de 36 a 26 y se quedó solo con seis diputaciones locales.

Mientras que Jorge Carlos Ramírez Marín fue el único aspirante al Senado que ganó por la vía de mayoría relativa; se sumó a los seis escaños de representación proporcional, donde se encuentran Ruiz Massieu, el líder de la CTM, Carlos Aceves; la ex subsecretaria de Hacienda, Vanessa Rubio; el ex secretario Miguel Ángel Osorio, Beatriz Paredes y Eruviel Ávila.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.