• Regístrate
Estás leyendo: Por la violencia, se vacían pueblos de Chihuahua…
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 09:41 Hoy

Por la violencia, se vacían pueblos de Chihuahua…

El municipio de Madera se ha convertido en escenario de batalla entre cárteles, lo que ha obligado a que los pobladores salgan sólo cuando hay vigilancia militar, aunque algunos han huido.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Esta semana dos familias más se van de Las Varas, poblado perteneciente al municipio chihuahuense de Madera, enclavado en la Sierra Madre Occidental. Este lugar ha sido en las últimas semanas escenario de un conflicto entre criminales de los cárteles de La Línea y de Sinaloa. Ya ha huido la mitad de la población: solo quedan 500 de más de mil personas que había.

Por eso los Salazar y los Mendoza se van de su casa: la violencia de las zonas urbanas ya se les incrustó aquí, en las áreas rurales, estas que están alejadas de las autoridades, aisladas, a la merced de delincuentes que imponen su ley a punta de balazos.

El fiscal general del estado, César Augusto Peniche, lo explica así: en la entidad se viven dos tipos de enfrentamientos entre organizaciones criminales: en las grandes urbes, como Ciudad Juárez y Chihuahua, se da por la venta de estupefacientes; y en los poblados, por las rutas de trasiego y las zonas de siembra de droga.

La ubicación geográfica de Madera, pegado a Sonora, lo hace atractivo tanto para los miembros de La Línea como para los de Sinaloa: es punto estratégico para cruzar grandes cargamentos de droga por el desierto de Arizona. Además, la Sierra facilita y hasta camufla la siembra de amapola. Dos negocios en uno. Eso es lo que disputan.

El pasado 9 de mayo trabajadores de la presidencia municipal preparaban los festejos del Día de la Madre, pero fueron cancelados por un choque entre bandas criminales.

“De repente se empezaron a escuchar los motores de los carros y se empezaron a dar entre ellos… Nos tuvimos que meter a las casas. Ese día dicen que hubo como 20 muertos”, narra un poblador.

Después de ese combate se han registrado cuatro enfrentamientos más. El más brutal ocurrió hace dos semanas, el sábado 2 de julio:

“Eran como las 5 de la mañana y los plomazos se oían allá arriba en el panteón. Duró varias horas, como cinco. De ahí bajaron a la seccional (el edificio de la presidencia municipal) y arrasaron con la comandancia de policía, mataron a los dos policías, y, bueno, puedes ver la camioneta cómo quedó toda quemada”, relata otro poblador. La gente se anima a salir solo cuando soldados llegan para vigilar la zona. Si no, estos días han preferido permanecer prácticamente encerrados.

***

Los rastros de la batalla ahí están. En el panteón todavía hay miles de casquillos de los que se usan en los cuernos de chivo. Ahí están, en el pasto, junto a las bardas que rodean el lugar, y en los mausoleos. Los orificios de balas ahora son parte de la decoración del lugar.

La reja negra de la entrada tiene en su cruz y en la base 12 impactos.

La escena del crimen en la comandancia es más feroz: cientos y cientos de orificios de balas. Hay una patrulla incinerada. Fue tal la intensidad del fuego que las llantas y asientos quedaron reducidos a alambres y resortes. En el cofre apenas se puede ver la inscripción de “Policía”.

Los pobladores aseguran que tras esta refriega hubo al menos 40 muertos. La autoridad no lo sabe bien a bien, porque los criminales suelen llevarse a sus heridos y muertos. “Los subían a las camionetas”, dice un lugareño.

La fachada de la comandancia tiene cientos de impactos de bala, en su interior se pueden ver las camas destendidas de los oficiales que ahí hicieron su última guardia.

Tres días más tarde, el 5 de julio, otro choque se dio a las afueras de una bodega donde se almacenaba droga, ahí hubo 14 muertos y cinco detenidos, de acuerdo con los reportes oficiales.

El calor azotó durante varios meses la zona serrana de Chihuahua. La tradicional siembra de arroz, avena y frijol se vio mermada por este efecto. También la amapola, lo que orilló a los cárteles a robarse los sembradíos, disputarse las rutas, romper la calma de los pueblos aledaños.

“Antes de las últimas dos balaceras se fue mucha gente por miedo, han jalado para otros lados porque se puso bien feo aquí. Imagínese aquí vivíamos mil personas, ahora yo creo que se han ido como 500 y los que faltamos”, detalla otro poblador.

La lluvia ha regresado a Las Varas, es lo único que corre por las calles de tierra del pueblo semidesierto. La gente se atrinchera de nuevo en sus casas. Viven en un virtual toque de queda.

“Ahora ya nadie hay en la calle, ha habido muchos enfrentamientos, muchas cosas, muchos muertos, muchas familias se están yendo del pueblo por la falta de trabajo y la inseguridad”, lamenta una mujer.

***

MILENIO buscó al alcalde de Madera, Jaime Torres, pero su “saturada agenda” le impidió hablar del tema. Afortunadamente sí les responde a sus gobernados. O se resigna ante ellos: “He hablado con el presidente municipal (de los enfrentamientos) y me dice: ‘¿Qué se puede hacer?´”, narra un hombre.

Por lo pronto Las Varas desde hace dos semanas no tiene policías y sus pobladores están solos cuando el Ejército se retira. Los soldados son lo único que les da calma momentánea. Pero eso puede acabar…

La situación de violencia en la zona serrana de Chihuahua podría intensificarse por el reciente asesinato en Zapopan, Jalisco, de Jesús Luján Weckmann, conocido por unos como un prominente empresario de la entidad, mientras que para la Fiscalía del estado es El Gato, operador financiero de La Línea y mandamás del grupo Los Linces, brazo armado del Nuevo Cártel de Juárez.

Precisamente este presunto delincuente se encargaba de “los manejos” de 15 municipios del noroeste del estado, según información de inteligencia del gobierno estatal. Ante una posible escalada de violencia se intensificará el Operativo Conjunto Fortaleza en el que participan elementos de seguridad de los tres niveles de gobierno.

Los ríos de sangre han parado, la gente se está desplazando y cada vez hay más silencio aquí. Eso, y rastros de las batallas criminales...

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.