• Regístrate
Estás leyendo: Lo policial, como trabajo o como lectura, es una pasión y una vocación: Renato Sales Heredia
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 03:33 Hoy

Lo policial, como trabajo o como lectura, es una pasión y una vocación: Renato Sales Heredia

Entrevista

Admirador de Defoe y Chesterton, “filósofo frustrado”, el hasta hoy comisionado nacional de Seguridad suele pasar en la música de Peter Gabriel a Bach o de Pink Floyd a Chopin, además es amante del frijol con puerco, la cocina de su tierra, Campeche.
Publicidad
Publicidad

“Filósofo frustrado”, escritor, lector incansable de todos los géneros, a quien su esposa pregunta siempre cómo es capaz de ver series policiacas y disfrutar de novelas negras cuando todo el día está al acecho de criminales, Renato Sales Heredia (Campeche, 1963) confiesa que cambió la afición que de niño tenía por Chivas y ahora es Puma. Su ejemplo a seguir es su padre. “Lo extraño mucho”, dice. 

No ha sido un mando policial de placa y pistola, pero este culto abogado conoce a fondo el inframundo del narcotráfico. A partir de mañana, 1 de diciembre, será el último titular de la Comisión Nacional de Seguridad en este país “de cada seis años”.

¿Cuáles son los tres libros que lo han marcado?

Robinson Crusoe, de Daniel Defoe; La columna de hierro, de Taylor Caldwell, y los poemas de Ramón López Velarde. De Robinson… decía Chesterton que su belleza residía en la revalidación de lo elemental, el valor de una cuchara rescatada del naufragio, lo que salva para salvarse. Lo equiparaba con la ética: ética es lo que rescatamos del naufragio. La columna… es la vida de Cicerón, su pasión por la República, su enorme cultura. Y los poemas de López Velarde que fueron una revelación en mi juventud, siguen siéndolo:Yo tuve en tierra adentro una novia muy pobre, ojos inusitados de sulfato de cobre.

¿Qué utilidad tiene para un funcionario ser un gran lector de literatura cuando está dedicado a combatir a pillos?

Ayuda, sin duda. Ojalá ayudara más. Es una pasión. Mi esposa Taissia me pregunta siempre cómo soy capaz de ver series policiales y leer novelas negras cuando uno está en esto todo el día. Es una vocación. La policial es y debe ser respetada como una vocación, y por eso es urgente que una profesión se le ajuste. Hay gente, como un “intelectual” que se burlaba hace poco de mí, que no podría decirte qué es técnicamente un delito, pero opina de estos temas como si fuera un experto. Igual opinan de física cuántica.

¿Gusta del género policiaco? ¿Poe, Chesterton, Conan Doyle, Agatha Christie?

Soy un apasionado de la literatura en general. Ahora estoy leyendo a Jo Nesbo y a John Connolly. Chesterton y su Padre J. Brown son una antigua fascinación. Creo que El hombre que fue jueves La esfera y la cruz son obras que no tienen desperdicio. Todo Chesterton no lo tiene. Un maestro de la paradoja.

¿Alguna película favorita? 

La primera, Blade Runner, de Ridley Scott, y Érase una vez en América, de Sergio Leone. Me gusta mucho el cine, aunque no tengo mucho tiempo.

¿Cuál es su deporte favorito? ¿Cuál su equipo o deportista favorito?

El futbol soccer y el tenis. Le voy a los Pumas desde adolescente y de niño le iba a las Chivas por puro nacionalismo, porque eran, son, el único equipo de la liga conformado solo por mexicanos. Hasta un cómic había que era el Chivitas donde El Centavo Muciño aparecía con cabeza de moneda.

¿Música? ¿Qué escucha, qué géneros, qué artistas? 

Peter Gabriel, Bach, algunos nocturnos de Chopin, Schumann, Pink Floyd, José Alfredo Jiménez, etcétera…

¿Cuál fue la peor noticia en sus encargos de este sexenio: fuga de El Chapo, los 43, Tlatlaya? 

La fuga de El Chapo nos marcó. Se olvida, a veces, que este gobierno lo capturó dos veces y lo extraditó.

¿Qué tal de comida? 

Me encanta la comida mexicana, el restaurante El Cardenal. La comida de mi tierra, Campeche, el frijol con puerco y el queso relleno, el boquinete frito, las manitas de cangrejo. ¡Uf!

¿Qué es lo que más lamenta haber dejado de hacer a causa de sus cargos en este sexenio? 

Aprender alemán, italiano... leer más.

Usted ha sido escritor. Platíquenos. 

Sigo siendo. Siempre escribo. Artículos, discursos, palíndromas, ensayos, poemas. No podría dejar de escribir.

Su padre, Renato Sales Gasque, destacó en la procuración de justicia en México. ¿Qué le aprendió? 

Mi padre fue un hombre honesto a carta cabal. Un gran jurista, pero también un amante del teatro y de la poesía. De la geografía. Era un gran charlista. Él era un humanista cristiano en un mundo político en el que eso era casi una contradicción. Siempre luchó porque la vida política estuviera permeada por principios, por valores. Y siempre nos dijo que esa era la ruta más difícil, pero la única válida. Sigue siendo para mí el ejemplo a seguir. Lo extraño mucho.

¿Alguna profesión, oficio que le hubiera gustado ejercer, un “anhelo frustrado”? 

Soy un filósofo frustrado. 

Será el último comisionado nacional de Seguridad. 

Sí. Somos, para fortuna o desgracia, el país de cada seis años.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.