• Regístrate
Estás leyendo: La inspiración en la comunicación erótica
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 05:57 Hoy

El sexódromo

La inspiración en la comunicación erótica

Verónica Maza Bustamante

Publicidad
Publicidad

¿Por qué nuestra comunicación erótica no funciona? ¿Qué nos hace falta para poder hablar con nuestra pareja de asuntos relacionados con el placer, las prácticas eróticas, la manera en que queremos vivir el amor? Quizá porque lo vemos con demasiada formalidad y hasta seriedad. Por eso, el día de hoy quisiera que comenzaran hablando de lo que se les antoja, lo que les alebresta el cuerpo y el alma. No hace falta pensar demasiado ni estructurar fantasías elaboradas. Por ahora será una lluvia y una asociación de ideas. Aquí van algunas, para que después se dejen ir por cuenta propia.

Quiero quitarte la ropa lentamente, deslizando cada prenda por tu cuerpo como si estuviera abriendo un caramelo. Deseo ver cómo te masturbas cuando estás tú sola, libre de poses, de ángulos favorecedores. Escucharé tu risa mientras te penetro. Te puedo hacer sudar para ver tu cuerpo brillar entre mis brazos.

Depílate la entrepierna. Depílame con cuidado, decora mi pubis como siempre has querido hacerlo. Estrena ropa interior de encaje. Comeré sushi sobre tu vientre. Háblame después de hacer el amor, dime cómo te sientes. Bañémonos juntos, con agua caliente y el deseo goteando sobre nuestra piel. Quiero probar hacerlo en un jacuzzi. Ponte un condón con sabor a piña.

Llévame a una sex shop y regálame lo que más te guste. Esta noche tu vibrador será nuestro invitado para hacerte gozar. Estimúlame el clítoris mientras me penetras. Muerde mi oreja un poco más… más… más. Pon tu mano sobre mis senos mientras cabalgo sobre ti. Deja la televisión encendida: me gusta cómo se ve su luz sobre mi cuerpo desnudo. Háblame con un acento extranjero mientras aprietas mi derrière. Muérdeme los labios, colorea mis pezones con mi labial, besa mi espalda y mi cuello. Vístete de una forma diferente a la común, ponte una peluca, juega a ser alguien más mientras nos reconocemos en un bar. Guarda silencio durante todo nuestro encuentro. Vayamos a un hotel y hagamos el amor todo el día.

Las posibilidades son incontables…

Lo importante es abrir la voz, atrevernos a decir lo que queremos o nos gustaría. No es necesario hacerlo diario ni creer que si no lo hemos hecho antes somos aburridos, estamos viejos, es demasiado tarde para nosotros o somos demasiado tímidos. La simple variación puede ponerle picante a la relación, encender una chispa que está un apagada, levantar los ánimos; nos hará sentirnos deseados o deseadas, que entendamos que la pasión sigue habitando a nuestr@ amante.

Pueden hacerlo sin planearlo con anticipación, simplemente soltando la lengua a ver qué pasa. Realizarlo después de comentarlo con su pareja y hasta darse algunos días para reflexionar qué se dirán el fin de semana. Sea de una o de otra manera, dense chance de poner las manitas donde nunca antes, cierren los ojos, déjense llevar y sean felices.

***

Líquido preseminal: ¿qué es?

El líquido preseminal o preeyaculatorio es producido por las glándulas bulbouretrales o de Cowper, las cuales están situadas debajo de la próstata. Aunque no producen en sí los espermatozoides, en la vía seminal pueden encontrarse algunos de ellos o haberse quedado rezagados, sobre todo si el hombre ha eyaculado en horas recientes. Por ello, es posible que este líquido pueda arrastrar los espermatozoides y depositarlos en la vagina al practicarse el coito, aunque sea interrumpido, o cuando se estimula la vulva con el pene sin haber penetración. Es decir, sí existen posibilidades de que una mujer se embarace con ese liquidito transparente que sale del pene durante la excitación si no se toman las medidas correctas.

La función de esta sustancia es la de lubricar el pene y la vagina para que la práctica erótica se realice con facilidad. A algunos hombres les sale muy poquito y a otros, tanto que sienten que orinaron, pero ambos casos son normales.

No hay manera de evitarlo, pues no puedes hacer nada para que las glándulas de Cowper dejen de hacer su chamba, así que los adolescentes que sufren porque durante los fajes emiten tanto que parece que ya tuvieron un orgasmo podrían relajarse, olvidar la angustia de lo que pienses sus parejas, para explicarles de lo que se trata, tomando previsiones para no ocasionar una situación indeseable.

En algunos casos, con el paso de los años tiende a disminuir la cantidad de líquido preseminal o simplemente ya no se dan cuenta de cuánto sale porque la ropa sale volando rápidamente y se procede al coito, sin embargo, su existencia es señal de que el organismo sexual masculino trabaja a la perfección. El uso de un lubricante o aceites especiales para el encuentro erótico son de gran ayuda cuando se pierde la abundancia de esta sustancia, así que deberían tenerse siempre a la mano. La diferencia entre una penetración “seca” y una con la pareja bien lubricada es enorme, así que los invito a tener alguno de estos líquidos en su botiquín erótico.

elsexodromo@hotmail.com

@draverotika

FB: La Doctora Verótika

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.