• Regístrate
Estás leyendo: Madonna y Maluma, ¿mucha reinvención?
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 07:04 Hoy

Estado fallido

Madonna y Maluma, ¿mucha reinvención?

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

La Reina del Pop ha decidido que la siguiente etapa de su carrera aún aguanta otra generación de fans y dado que se le da el amor por lo latino (recordemos nada más “La isla bonita” o al padre de su hija Lourdes María León), pues que venga el reguetón o al menos un derivado de este.

Maluma está que no puede de la felicidad y lo ha dado a conocer en redes —lo cual sintió la necesidad de asegurar— con la bendición de su compañera de sencillo. Y por más que mi instinto o mi calidad de persona que creció en los años 80, me haga querer repudiar esta decisión musical no puedo del todo, y esta es la razón.

¿Se acuerdan cuando Eminem estaba siendo criticado por todos lados, particularmente por el uso de ciertos términos considerados más que homofóbicos?

Yo tal vez no tendría ese recuerdo en mi mente, excepto porque Elton John vino al rescate, haciendo un dueto con él de su gran sencillo “Stan” (en el Grammy de 2001, en lugar de Dido) y dejándole muy claro a todos que tenían que bajarle al drama. Que hay veces que las cosas no son necesariamente lo que parecen.

Ahora, no estoy comparando ni a Madonna con Elton —si hablamos de reinas me quedo con la segunda— y mucho menos a Eminem con Maluma. Excepto que sí hay un tema de legitimación por parte de la realeza de la música popular anglo para este muchacho de Colombia, que tanto éxito ha tenido y que tanto nos ha molestado a tantas por sus letras evidentemente patriarcales (para no llamarle misógino).

Así que ella le da la bendición, cosa que solo puede hacerle bien al señor, pero a la vez se impone. Como dice Robbie Williams en una canción: “Acéptalo, porque es Madonna”, ella manda donde sea que esté. Ella es la alpha. Hay que pedirle hasta permiso para anunciar el sencillo.

Es esa mujer a la que le da risa que nos compliquemos la vida porque ella la tiene resuelta en muchos sentidos. Es quien da la bendición y se queda con el servil feligrés de por vida. Y eso, de muchas maneras, es ver los hechos superando a las palabras.

Así que, está bien. “Medellín”, así es como se llama el sencillo, es un brutal intercambio de poderes. Ella va por una generación de fans que ya podrían ser sus nietos. Él… pues le toca ser considerado par de la reina. Y bueno, ya depende qué tan pegajosa sea la música que vamos a escuchar, pero estamos ante los grandes maestros de todos los trucos para meterse a nuestra cabeza y además permanecer ahí.

Ella lo ha hecho por siempre, y está quedando más claro que nunca que, mientras le convenga, es un superpoder que está dispuesta a compartir. Hay que entender el fenómeno por lo que es y respetar, porque, como tantas otras cosas de nuestra actualidad, no habrá forma de ignorarlo. Sí, aguanta para una reinvención más.

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.