• Regístrate
Estás leyendo: Tropicalizar: el verbo que existe y no existe
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 06:20 Hoy

Cazapalabras

Tropicalizar: el verbo que existe y no existe

Moisés Cervantes

Publicidad
Publicidad

Cuando escuché por primera vez la palabra tropicalizar, sentí un rechazo natural además porque no la tenía registrada el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE). Esto ocurrió en una reunión sobre seguridad pública, hace más de dos décadas, y se trataba de explicar cómo se adaptaría un programa de una ciudad de Estados Unidos, en León, Guanajuato.

A lo que me sonó ese neologismo (tropicalizar) era el hecho de tomar una canción determinada e imponerle un ritmo tropical o guapachoso (este último, mexicanismo no registrado por la RAE).

En forma esporádica la he venido leyendo o escuchando (tropicalizar) y recientemente un amigo me preguntó si tenía conocimiento sobre el significado y el origen de esa palabra en mención. A la fecha, el DRAE no la tiene recogida.

Sin embargo, la Fundación del Español Urgente (Fundéu) nos indica que es un término bien formado y plenamente correcto como neologismo. Lo que he investigado es que el término tropicalizar viene del inglés tropicalize. El diccionario Merriam-Webster lo define como “adaptar algo a las condiciones del clima tropical con un diseño especial para combatir los efectos de hongos y humedad”. (No andaba tan perdido).

Tal acepción ha derivado en la adopción que se ha hecho en temas de Economía, especialmente en mercadotecnia y publicidad, y de manera resumida se le da un significado general: la adecuación o adaptación de un producto o una costumbre proveniente de una región e introducida a otra, de acuerdo con las características que esta última tenga.

Ejemplos de tropicalización, son las tortillas y los tacos mexicanos en Estados Unidos; otro, a la inversa, son las galletas de la suerte chinas, pero en empanadas mexicanas. Hay también una tropicalización extralógica de costumbres o tradiciones de una región o un país hacia otro. A esto se le llama también transculturación.

Pero entiendo que tropicalizar tiene que ver más bien con el acto propositivo y consciente, con toda una serie de preparativos y adecuaciones de mercadotecnia, para introducir un producto o una costumbre de una región o país hacia otro.

La Fundéu, que es el brazo operativo e inmediato de la RAE, para los cambios o adaptaciones que son urgentes, nos dice que adelante con tropicalizar, aunque la computadora lo subraye como incorrecto.

moises.cervantes@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.