• Regístrate
Estás leyendo: Límite de velocidad
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 08:16 Hoy

Vida cotidiana

Límite de velocidad

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

El límite de velocidad aprobado en el periférico Raúl López Sánchez, de 60 kilómetros por hora es hasta ridículo, cuando es una vía rápida y nadie, pero nadie circula tan lento. 

Ese tramo carretero que cruza desde Lerdo hasta Torreón, es peligroso también por el exceso de velocidad, por la falta de precaución y también por culpa de muchos automovilistas que circulan a baja velocidad, en pocas palabras, que van a 60 kilómetros, provocando en ocasiones que se presente caos vehicular. 

Ya hay una propuesta del Consejo de Vialidad en Torreón, sobre aumentar el límite de velocidad en el tramo de periférico Raúl López Sánchez, misma que ha creado controversia y mientras que algunos la aprueban, otros más han comentado que el número de accidentes viales se incrementará. 

Se habla de aumentar de 60 a 80 kilómetros por hora, un límite más razonable, el cual ayudaría que el tráfico sea más fluido.

Hace algunos ayeres, había carros más grandes, más pesados y no podían alcanzar altas velocidades, pero ahora, cualquier vehículo de reciente modelo pareciera que está hecho para correr, además, algunos por ser más compactos, se pueden meter por donde quiera, por lo que difícilmente los mismos pueden respetar los 60 kilómetros por hora que ya están establecidos. 

Todo indica que en el tramo de Torreón si se aumentará, mientras que en Gómez Palacio, la dirección de Tránsito y Vialidad, no ve viable elevar a 80 kilómetros la velocidad, ya que eso implicaría que los automovilistas pidieran una tolerancia mayor a los 100 kilómetros y prefieren seguir como están. 

En ese mismo municipio, de pronto se colocan agentes de Tránsito con sus pistolas de radar, lo cual a final de cuentas inhibe a los conductores, primero, para manejar con más precaución y después, para que no excedan los límites de velocidad. 

Las autoridades de ambos municipios se preocupan por el periférico, cuando en Gómez Palacio como en Torreón, no pueden acabar con los conductores acelerados, los cuales agarran avenidas y calles como pistas de carreras. 

Lo mejor sería aplicar el reglamento, para evitar tantos accidentes. 


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.