• Regístrate
Estás leyendo: La ignorancia es atrevida
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 17:34 Hoy

La Feria

La ignorancia es atrevida

Jorge Souza Jauffred

Publicidad
Publicidad

Estas palabras, de mi amigo Alfredo Ortega, iluminan lo que está ocurriendo en torno a los Miércoles Literarios y al programa de publicaciones de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC). Por una parte, la secretaría decidió acabar con los Miércoles Literarios; por la otra, no ha creado un proyecto editorial. ¿Sabrán los funcionarios quién fue Elías Nandino? ¿Sabrán por qué una capilla del Ex convento del Carmen lleva su nombre? ¿Sabrán que él creó los Miércoles Literarios hace 43 años y desde entonces se realizaron ininterrumpidamente?

¿Sabrán que en ellos participaron escritores tan brillantes como José Emilio Pacheco, Juan Gelman, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Coral Bracho, Ernesto Flores, Emmanuel Carballo, Jean Meyer, Juan Bañuelos, Elva Macías y Hugo Gutiérrez Vega, por citar a unos cuantos? ¿Sabrán que en los Miércoles Literarios presentaron algunos de sus primeros libros numerosos autores locales destacados como Patricia Medina, Dante Medina, Luis Armenta, José Bru, Luis Alberto Navarro y muchos más? No lo creo.

Hay un notorio desconocimiento de la historia literaria de Jalisco. Prevalece un marcado desdén por lo que no se conoce. La memoria colectiva se toma con ligereza. El patrimonio literario se barre como si nada. Y la falta de un programa de publicaciones confirma lo anterior. Desde su creación, la SC, antes Departamento de Bellas Artes, dio impulso especial a las publicaciones. No podía ser menos. Sería un absurdo que el gobierno del estado donde nacieron Arreola, Rulfo, Azuela, González Martínez, Placencia, Yáñez y tantos destacados autores no contara con un programa de ediciones. Juan Francisco González, por allá en los años setenta, dio vida a una colección nutrida y diversa. Los siguientes secretarios hicieron lo propio. Alejandro Matos, Álvaro Soriano, Martha González crearon sus programas de ediciones. En los noventas, a Carlos Eduardo Gutiérrez Arce y a Artemio González correspondió dirigir la colección “Hojas Literarias”; años después, Sofía González Luna publicó libros de arte estupendos, como el dedicado al teatro Degollado; Alejandro Cravioto, más tarde, creó lo que son, tal vez, las mejores colecciones de autores jaliscienses; muy cuidadas y con diseño y prólogos estupendos. En el sexenio anterior, Samuel Gómez Luna sacó la cara y mantuvo la actividad, pese a limitaciones presupuestales y administrativas.

Pero hoy no hay planes para editar libros. En Jalisco, el estado de los grandes escritores, el gobierno no tiene un programa para publicar literatura. Parece mentira que siendo el Secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra, un hombre que conoce perfectamente la historia y la cultura local, la SC ignore el pasado literario y pretenda, con un borrón, acabar con estos programas.Es bueno que la SC intente innovar y abrir nuevos horizontes, pero no es acabando con lo que nos pertenece como logrará sus metas; ni es así como pondrá fin a su cada vez más visible y complicado desorden administrativo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.