• Regístrate
Estás leyendo: La fuerza del pensamiento
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 23:45 Hoy

Cosmovisión

La fuerza del pensamiento

Jorge Reynoso M.

Publicidad
Publicidad

Manténgase fresco cuando otros estén furiosos y pierdan la cabeza. Usted tiene el control de sus emociones, no lo pierda. No se trata de ocultar su molestia, sino de hacerlo y luego arrepentirse por una acción cometida en un momento de descontrol. Asienta que una discusión tiene al menos tres puntos de vista: el suyo, el del otro y los de los demás, y que viendo las cosas desde la perspectiva de los demás seguramente enriquecerá su punto de vista.

Espere a calmarse antes de hablar. Entienda que es mejor la relación que la discusión. Nunca se arrepienta de tratar bien a la gente... es lo mejor en todos los sentidos. Busque el lado positivo aún de las situaciones más complicadas, eso le ayudará a transitar mejor los momentos difíciles y a convertir los problemas en oportunidades.

Pregunte siempre antes de reaccionar. Establezca el hábito de preguntar y, ante todo, de escuchar. No haga o diga nada que pueda herir o dañar a nadie. Recuerde que todo lo que hace se regresa y que la gente no recuerda tanto lo que usted dice o hace, sino la intención con la que lo dice o lo hace.

Distinga entre la crítica constructiva y la crítica destructiva. Observe si el propósito de sus palabras es ayudar, desahogarse o dañar. Recuerde que si tolera a los demás, ellos también serán pacientes con usted.

Reconozca sus errores y acepte sus responsabilidades. No olvide que un conflicto bien manejado fortalece una relación y le ayuda a aprender de las diferencias. El pensamiento positivo es una disciplina, que ejercitada con constancia, le dará el poder de cambiar su entorno... y su vida. Autor anónimo.

Amigo lector: si sus pensamientos son las semillas de las que brotan sus éxitos y sus fracasos, y la elección entre pensar positivo o negativo será siempre suya, ¿por qué optar por pensamientos mediocres y/o culpar a otros de sus magros resultados?

Construya su destino y enfrente la vida con optimismo y energía. Transforme en oportunidades los embates de la vida y en aprendizajes los golpes de las adversidades. Visualice la manera de convertir cada problema en una solución ostensible y recuerde que así como piensa y siente... así hablará y actuará. ¿Qué opina? _


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.