• Regístrate
Estás leyendo: ¡Sin idioma perdemos todo!
Comparte esta noticia

Desde la raíz

¡Sin idioma perdemos todo!

Jesús Guerrero Valdez

Publicidad
Publicidad

“Es muy triste que después de 200 mil años, (y) hasta ahora surjan escritores en lenguas originales”, dijo Javier Castellanos Martínez, escritor zapoteco originario de Santo Domingo Yojovi, Oaxaca, quien tocó el tema sobre “El pensamiento indígena y sus críticos”, como parte del diplomado de Literaturas Mexicanas en Lenguas Indígenas, que se imparte en esta ciudad.

Dentro del marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas este 2019, la Secretaría de Cultura del puerto tuvo el acierto de atraer un diplomado de Literaturas Mexicanas en Lenguas Indígenas impartido por el INBAL, abierto al público, donde 37 expositores en su mayoría hablantes de lenguas originales, tocan el tema sobre la realidad que viven las 68 idiomas étnicos existentes en nuestro país y sus 364 derivaciones. Nosotros contamos en el territorio huasteco con la presencia de pueblos tének, nahuas, tepehuas y otomís.

En el rostro del expositor hay una mezcla de lucha, que va del fatalismo a la búsqueda preeminente de una esperanza; una a todas luces, que no le resulta nada fácil reconocer. Sabe del peso de la palabra escrita en el español y de lo cambiante de la oralidad; de lo efímero de su existencia ante su herencia de sumisión.

“Chomsky asegura que el indígena es el futuro de la naturaleza; porque carecemos de ambición”, explica. En las teorías sobre el desarrollo del lenguaje, Noam Chomsky señala que los niños cuentan con una capacidad innata para el habla. Son capaces de aprender y asimilar estructuras comunicativas y lingüísticas, Castellanos lo sabe.

“La oralidad es muy cambiante -reitera- recuerdo de niño escuchar una frase apropiada al zapoteco, que denotaba asombro; ‘¡Jesús de Nazaret!’ decían y, 60 años después, ha quedado reducida a ‘¡Zaret!’ muy alejado de la frase original”.

Apresura a decir: “nosotros aprenderíamos mejor si nos enseñaran en nuestra lengua, como ustedes hablan bien al español; pero para nosotros nos hablan en una lengua extranjera, que se nos dificulta aprender. ¡Que a nuestros pueblos se les enseñe en su lengua! Es lo que salvaría la lengua indígena.

“Si se pierde el idioma, se pierde todo, porque ya no guarda su religión original ni sus costumbres”.

Javier Castellanos Martínez fue elegido como ganador de la primera edición del Premio de Literaturas Indígenas de América en el año de 2013, dentro de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara; hoy participa en estas ponencias llenas de reflexión. _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.