• Regístrate
Estás leyendo: Por quién doblan las campanas
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 05:57 Hoy

Susurros...

Por quién doblan las campanas

Irma Vela

Publicidad
Publicidad

Debido a los grandes alcances que ha logrado la globalización, todos los días recibimos información de las situaciones que enfrentamos a nivel mundial.

El descongelamiento de los polos, las hambrunas en África, el terrorismo y la escasez de recursos naturales, lo vemos como algo normal ylo primero que se nos viene a la mente es: mientras no me pase a mí.

La indiferencia colectiva surge como consecuencia de la falta de responsabilidad, en cuanto a tomar decisiones que protejan nuestro entorno y la comunicación masiva nos dirige en que invertir nuestros recursos financieros.

Se nos olvida que todos estamos conectados y que el llamado efecto mariposa, genera consecuencias en cualquier lugar del mundo. La escala de valores nos indica las prioridades en nuestras vidas y la falta de conocimiento nos lleva a continuar con los mismos hábitos.

Sin embargo, a lo largo de la historia, han existido personas que se han percatado de la importancia de cuidar nuestro entorno, un ejemplo ha sido Clair Cameron Patterson un geoquímico estadounidense, que logró a través de sus investigaciones, quitar el plomo en los combustibles logrando disminuir en gran manera la contaminación del ambiente.

Podríamos decir que todos desde nuestras vidas, podemos dar un toque de conciencia a la humanidad, cuando sabemos a que venimos a este mundo: ¡a dejarlo mejor!.

Y en el momento en que nos percatamos que hemos cuidado mal de nuestro entorno, nos damos cuenta qué nos hemos cuidado mal a nosotros mismos…

Entonces sólo nos queda un camino, el de retomar nuestras vidas y dejar a un lado aquellas situaciones tóxicas que nos han llevado a continuar dañándonos.

Empieza un cambio radical de estilo de vida, le pensamos más al hacer la lista del supermercado, la manera de ver la vida se modifica y buscamos el bien común, nos preocupa la escasez de alimentos, aprendemos acerca de huertos orgánicos.

Además,empezamos a educarnos, a leer sobre otras culturas y conocer sobre las diferentes formas de vivir mejor, apoyamos a organizaciones de ayuda y buscamos el rescate de animales…

En fin, son muchos los temas y son muchas las acciones, más en el momento en que nos damos cuenta qué todos estamos conectados, sabemos que lo que pasa en el otro lado del mundo me afecta y que una acción de cada uno de nosotros puede modificar la vida a nivel mundial.

No importa donde estés, lo importante es que tus acciones sean las correctas.

El libro de Ernest Hemingway, Por quién doblan las campanas, tomó referencia a un poema de John Donne, Las campanas doblan por ti, que menciona: “Ningún hombre es una isla entera por sí mismo.Cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo.Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia. Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti.”

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.