• Regístrate
Estás leyendo: Treinta años después. Segunda y última parte
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 16:54 Hoy

Con todo respeto

Treinta años después. Segunda y última parte

Horacio Castellanos Herrera

Publicidad
Publicidad

Hubieron de pasar 30 años desde aquél fatídico julio, cuando la carrera por la construcción de la democracia nacional vio pisoteadas sus aspiraciones tras “la caída del sistema“.

Sin embargo, puntualmente, tres décadas después, la historia ha sido otra pues este 2018 la participación ciudadana no dejó lugar alguno para las suspicacias electorales… ni electoreras.

Y es que este primero de julio pasado, la ciudadanía se volcó a las calles a votar en una clara manifestación de determinación cívica sin precedentes en la historia del país, pero también, con el clarísimo antecedente del 88, al dejar sin discusión el resultado mediante un contundente triunfo del primer lugar y una entusiasta participación del 63.42% del padrón electoral que enlistó una histórica cifra cercana a los 90 millones de mexicanos.

Ese 63.42% equivale a más de 56 millones 500 mil votos emitidos en el país. Al respecto vale la pena mencionar que el sufragio en el extranjero registró cerca de 100 mil votos, una participación exterior por la que se ha trabajado, con decisión, desde mediados de la primera década de este milenio. Aunque lo invertido en ello desde entonces, hay que decirlo, han sido millones de pesos al menos para este sexenio, cuando el voto emitido ha costado, según la propia autoridad federal, cerca de 120 millones de pesos, es decir: cerca de 12 mil 500 pesos cada voto.

En cuanto al padrón electoral actual en México, vale la pena señalar que si bien esta jornada se preció de tener una voluptuosa cifra, en sexenios anteriores, digamos; 2012 y 2006, con 120 y 108 millones de habitantes, dicho listado electoral contenía cerca de 80 millones y el anterior, respectivamente, poco más de 72 millones de ciudadanos inscritos. En dichas elecciones presidenciales, las dos anteriores a la actual, la participación ciudadana no había superado el 40%, y los votos nulos, de esos entonces, registraban mayor puntuación de la que requiere un partido político para conservar su registro, la cual en esos sexenios aún era del 2.5%. De hecho, el voto del extranjero que en 2006 fue emitido-recibido por primera vez, captó entonces cerca de 32 mil votos, es decir, algo menos que la tercera parte de este 2018.

Entre tanto, con base en las cifras oficiales del renovado órgano electoral, el candidato ganador, virtual presidente de México hoy para el sexenio 2018-2024, obtuvo un total de 30 millones 113 mil 483 votos, los cuales representan al 53.19 por ciento del padrón electoral del país. Para entender esta cifra vale la pena ponerla en perspectiva con cifras semejantes de las elecciones pasadas, como por ejemplo, la del 2012 donde el candidato ganador, Enrique Peña Nieto obtuvo 19 millones 226 mil votos, lo que representaba al 38% del padrón; AMLO obtuvo 15 millones 897 mil votos, con el 31% de la votación.

En 2006, hace 12 años, el ganador de la elección, Felipe Calderón se llevó 15 millones de sufragios que representaban al 36% del padrón, y Obrador quien registró 14 millones 756 mil votos. Vale la pena recordar que esa mínima diferencia entre ambos representó el tristemente célebre 0.56% de la votación que, a pesar de las controversias, le dio el honor de recibir la investidura presidencial a la postre... y para la oposición, el mote de espurio.

Sin embargo, en el año 2000, y atravesando los cien millones de habitantes, se dio la sorpresiva victoria de Vicente Fox que hizo sucumbir la hegemonía presidencial del PRI, ganando la presidencia con 15 millones 989 mil votos, seguido del insospechado primer priísta derrotado en una elección presidencial, Francisco Labastida quien obtuvo 13 millones 579 mil votos. Al respecto, vale la pena señalar que este 2018, el abanderado tricolor, José Antonio Meade obtuvo 7 millones 473 mil votos, sin duda una cifra para el olvido.

Hay que decir, para cerrar esta comparación, que Anaya se llevó 8 millones 130 mil votos, y agregar que en el caso de estos dos últimos, sus cifras representan lo obtenido de modo directo con el respaldo de sus partidos y no mediante las coaliciones que registraron con otros partidos. Empero, cabe señalar que Meade y Anaya registraron cerca de 9 y 12 millones, respectivamente, mediante sus coaligados, es decir, Nueva Alianza y Partido Verde para el primero, y PRD con el segundo. Y aún así, sus registros no son los más envidiables de ésta ni de contiendas pasadas, al menos para sus partidos.

Curiosamente, en 1994 se tuvo el registro más alto de participación ciudadana en las urnas de la elección presidencial, con el 77%. Entonces, el padrón electoral era de 45 millones 730 mil personas y una población rondando los 90 millones. Así, el presidente vencedor, Ernesto Zedillo, obtuvo el 48% de los sufragios, es decir, alrededor de 17 millones 200 mil sufragios, seguido de Fernández de Cevallos con 9 millones 150 mil votos y Cuauhtémoc Cárdenas con 5 millones 800 mil, aproximadamente. Pero seis años atrás, en 1988, el padrón electoral tenía 38 millones de votantes y el país una población de 82 millones de habitantes, cuando Salinas de Gortari ganó la cuestionada elección con el 50% de los sufragios, cerca de 9 millones 600 mil votos y una participación ciudadana del 52%. En aquella controversial elección, Cárdenas habría obtenido cerca de 6 millones de votos, seguido de Manuel Clouthier con más de 3 millones 200 mil electores.

En el colofón de estas cifras, hay que citar que el independiente Jaime Rodríguez Calderón obtuvo cerca de 3 millones de votos, es decir, cerca del 5.2% del padrón, más del doble de lo que obtuvieron el par de partidos que esta jornada electoral trascendió en la pérdida de su registro: PANAL y el PES, aunque el partido Humanista sí conservó el registro arañando el nuevo tope mínimo establecido para esta elección en 3%.

Enhorabuena por México, por el México votante… y sobre todo, por el México por venir.

 con.todo.respeto@live.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.