• Regístrate
Estás leyendo: Capturar y someter
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 01:51 Hoy

Uno hasta el fondo

Capturar y someter

Gil Gamés

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Gil repasa la lección liopezobradorista para no olvidarla: capturar el Estado con mallas de acero, someter con humaredas legislativas a los otros poderes, contener mediante componendas a la sociedad civil, crear a un gigante clientelar dispuesto a la defensa de sus prebendas, endosarle al líder la representación del pueblo. Es decir, esta es la regla: capturar y someter, o al revés, da igual. Estos requisitos del populismo clásico ocurren y ocurrirán en la escena política.

La comunicación social de Morena dio a conocer una fotografía en la cual el Presidente y Ricardo Monreal desayunan sus buenos chilaquiles con sus frijoles refritos y sus salsas picantes. Señores: cuiden sus triglicéridos, el colesterol, no vaya a ser el diablo. Sean más austeros, recurran a las claras a la mexicana, a la papaya, al jugo verde, la bomba de lípidos no perdona nunca, pero en fon, no se trata de que Gil muestre en esta página del fondo sus conocimientos de nutriólogo consumado. Pero en la cocina de ese desayuno se cocinó algo más, Gil lo sabe.

Monreal ha dicho que el Poder Judicial debe ser sacudido (no empiecen) y que presentará una iniciativa para sustituir el Consejo de la Judicatura Federal, el cual, dijo, es un ente pesado, burocrático y costoso. Así las cosas y las casas (¿quién recuerda al Grupo Higa?, lo de ahora es Riobóo, huyó y…), el coordinador de Morena presentó una propuesta de reforma para crear en la Suprema Corte una Sala Especializada de Anticorrupción con cinco ministros más.

Nueva mayoría

De que se las traen y se las llevan los líderes de Morena, ni lo duden la lectora, el lector y le lectere. El Presidente pretende crear una nueva mayoría en la Suprema Corte. Esa mayoría liquidaría la posibilidad de un contrapeso ante los poderes absolutos del Presidente y sus seguidores. Si aumentan cinco ministros, el presidente se habrá adueñado de la Suprema Corte. Como lo oyen, y no digan luego que nadie supo cómo ni a qué horas, ni cuándo. Dentro de la Suprema Corte cambiarían los equilibrios y es muy probable que a una voz del Presidente, la Corte se inclinará sin resistencia. El senador del PAN Damián Zepeda dijo esto: “No se necesita una nueva Sala. Esto es nada más un pretexto para dominar, vía ampliar el número de ministros, a la Corte, porque si tienes cinco nuevos ministros más los dos que ya nombró, ya solo está a uno de tener la mayoría con el voto de calidad del Presidente”.

El anonimato

Gil leyó y releyó un breve ensayo de Raúl Trejo Delarbre publicado en el suplemento El Cultural de su periódico La Razón. En esas dos páginas, Trejo aborda el asunto Me Too: “El movimiento tuvo un enorme éxito gracias a tres factores. Sus denuncias develaron atropellos inadmisibles y concitaron la legítima indignación de las mujeres, y también hombres, que rechazan el abuso de poder para obtener beneficios sexuales. En segundo lugar, aprovechó con eficacia la apertura, así como la capacidad de propagación, de las plataformas sociodigitales. Allí se expresó una gran cantidad de mujeres que tuvo el valor de señalar a sus agresores. El Me del movimiento, en tercer término, implicó que esas mujeres dieran la cara: tiene nombres, rostros apellidos. Me too fue expresión de valor civil reafirmado en el apoyo mutuo: las denuncias de unas propiciaron otras más”.

Añade Trejo Delarbre: “si las denuncias hubieran sido anónimas, Weinstein y otros acosadores seguirían tan campantes (…) La noble causa de Me too, movimiento tan amplio como los abusos que pretende atajar, se ha enfrentado a intolerancias e inercias machistas, entre otras dificultades, pero además tropieza con tres obstáculos (…) Si el feminismo descansa antes que nada en el humanismo, el que se expresó en aquellos tuits (anónimos y cargados de resentimiento) no es feminismo. El acoso y los abusos no serán erradicados con campañas de odio. No se trata de que las agredidas callen, pero sí de que los legítimos derechos y reclamos de las mujeres no sean pretexto para incriminaciones sin sustento”. Gilga suscribe.

Todo es muy raro, caracho, como diría Mae West: “sólo se vive una vez, pero si lo haces bien, una vez es suficiente”.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.