• Regístrate
Estás leyendo: Heberto Castillo
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 21:59 Hoy

Paideia

Heberto Castillo

Gabriel Castillo Domínguez

Publicidad
Publicidad

De manera festiva, con música y flores, fue recordado por familiares, compañeros y amigos el Ing. Heberto Castillo Martínez, en un acto realizado en el monumento erigido a su memoria en Ciudad de México. 

Es bueno que con alegría se recuerde, aunque sea su aniversario luctuoso, a un hombre que dio muestras por muchos años de que amó a este país, luchó por su transformación y fue ejemplo de cómo se puede participar con dignidad en la política partidista y social.

De manera más formal recibió el reconocimiento por parte del Senado de la República, en donde fue llevado a tribuna, por parte de los representantes de los diversos partidos, el tema del 22 aniversario del fallecimiento de quien consideraron uno de los constructores de la izquierda mexicana y valoraron sus aportes a la vida democrática del país y a la defensa del petróleo. 

La senadora Gloria Sánchez Hernández señaló que el político veracruzano “fue ejemplo de una vida que se negó a todo compromiso con la mentira, con la hipocresía del poder, pero también con el dogmatismo, la intolerancia y la codicia de muchos hombres de la oposición”. 

También se sumó a los homenajes la Lotería Nacional al dedicarle el Sorteo Superior 2592.

Don Heberto nació en Ixhuatlán de Madero, Veracruz, el 23 de agosto de 1928 y murió en Ciudad de México el 5 de abril de 1997. 

Se sabe de su admiración juvenil por el también irreductible e incorruptible Narciso Bassols, quien seguramente influyó en su formación. 

Comenzó su participación, como político y luchador social, en 1961 en el Movimiento de Liberación Nacional (MLN) al lado del General Lázaro Cárdenas del Río. 

En su militancia en la izquierda supo ejercer la crítica y la autocrítica, como en su momento lo hizo José Revueltas.

Fue un destacado maestro de la UNAM y en su calidad de miembro de la Coalición de Profesores de Enseñanza Media y Superior participó en el Movimiento Estudiantil de 1968. 

Ello le valió una persecución política que culminó con su encarcelamiento en Lecumberri en 1969, sin afectarle en sus convicciones y, al salir, se dedicó a crear el Partido Mexicano de los Trabajadores, desde donde se convirtió en el mayor crítico de las políticas económicas, particularmente las energéticas, de los gobiernos priistas y los últimos años de su vida los dedicó al proceso de pacificación en Chiapas. 

Es mucho más lo que podría decirse de este ejemplar hombre, pero queden estas pocas líneas como un homenaje más. 



gabriel_castillodmz@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.