• Regístrate
Estás leyendo: No hay plazo que no se cumpla
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 05:55 Hoy

Columna de Francisco Trejo

No hay plazo que no se cumpla

Francisco Trejo

Publicidad
Publicidad

El próximo mes de junio concluye el plazo que se fijó por parte del Legislativo para que entrara en vigor en todo el país, el nuevo sistema penal acusatorio; en aquel lejano junio de 2008, parecía más que suficiente que en un lapso de 8 años todo estuviera perfectamente terminado y arrancar con el nuevo modelo.

Por desgracia, las cosa no fueron así y una importante parte de los estados del país, prácticamente la gran mayoría, se encuentran con serios atrasos en la implementación de este nuevo sistema de justicia penal oral.

En aquel junio de 2008, la reforma Constitucional, tanto de Seguridad y Justicia, se vio como una solución a corto y mediano plazo, para atacar cuestiones de deshonestidad en los procesos, de tiempos, para erradicar en lo posible la violación de los derechos humanos y fundamentalmente de seguridad jurídica, aunque también se contempló contar con policías más eficientes que mejoraran la seguridad de la sociedad en términos generales.

En esa reforma se sentaron las primeras bases para transitar de un sistema inquisitivo ya anacrónico, a un sistema penal acusatorio democrático, que estuviera a la altura de los derechos humanos igualmente reconocidos en la Constitución de nuestro país.

A fin de garantizar la implementación de este nuevo sistema para Junio de 2016, el Congreso de La Unión y las Legislaturas de los Estados, quedaron obligados en la reforma Constitucional, a constituir exclusivamente para este fin, un fondo presupuestal, que sería coordinado y supervisado por el Ejecutivo; Legislativo y Judicial, así como Académicos y Sociedad Civil.

Recién se promulgó la reforma, muchos fueron los comentarios a favor pero también en contra; quienes cuestionamos la reforma o algunos de ellos, señalábamos la oportunidad de la misma, la cual desde luego que es buena, sin embargo, transformar radicalmente los procesos, el estudio, la mentalidad del foro es una tarea titánica.

Con la reforma al artículo 20 Constitucional, se introduce el principio de presunción de inocencia, se establecen principios procesales y derechos del infractor y de las víctimas, aunque en este último renglón creo que la reforma se quedó muy corta.

A pesar de que oficialmente el discurso es que antes de 18 de junio de 2016, estará implementado en todo el país el sistema pena acusatorio oral, los hechos demuestran lo contrario.

Existen estados que apenas arrancaron con el proceso y los tiempos están a la vuelta de la esquina, por lo que difícilmente podrán concluir satisfactoriamente con la implementación completa del mismo.

Hay estados con avances importantes, pero que igualmente tendrán que trabajar a marchas forzadas para que constitucionalmente estén aplicando el nuevo sistema a partir del 18 de Junio de este año.

En el caso de Guanajuato, afortunadamente las cosas son diferentes y prácticamente estamos listos, pues, ya en la mayoría de los partidos judiciales de la entidad se encuentra en marcha.

En esta ciudad de León, que fue la última por razones de población y de volumen de trabajo, se dejó hasta el final, pero está concluida la tarea, en espera de la fecha programada, por lo que no existirá problema para cumplir.

Lo bueno viene después del 18 de junio de 2016, veremos las bondades, pero también por desgracia las fallas de sistema, por lo que se debe ser muy cauto, pues las policías o el mando único, tendrán que hacer bien su chamba.

Errores que se cometan por policías o las autoridades de todos los niveles en este nuevo sistema penal, favorecerán al infractor, al probable o posible delincuente, lo cual sería desalentador.

Este tiempo que tenemos en Guanajuato, se debe aprovechar en capacitación seria y responsable, pues reitero, sería lamentable que ante la inseguridad que vivimos, ante la percepción de la ciudadanía de que el delincuente es el que cuenta con derechos, éstos se vean favorecidos por errores.

Esperemos que tanto a nivel federal y sobre todo en nuestro terruño, las cosas funcionen lo mejor posible en beneficio de la sociedad y este nuevo sistema, venga a abonar en todos los rubros.

El foro de abogados, los estudiantes, académicos y las universidades, la sociedad y los medios de comunicación, tendrán que familiarizarse con este nuevo sistema de justicia penal.

Quienes estamos obligados a hacerlo, aun cuando no nos dediquemos a esta rama del derecho, debemos prepararnos adecuadamente y cambiar la forma en que veníamos visualizando los procesos.

Este nuevo proceso penal acusatorio oral, no es el único que se transformó, otras ramas del Derecho, adoptan la oralidad y medios alternos de solución de conflictos, definitivamente para bien.

Sólo espero como anhelo personal, que en un futuro no muy lejano, se concrete la colegiación obligatoria de los abogados, lo que nos permita estar actualizados y brindar un servicio serio y profesional.

Felicidades a quienes en Guanajuato se han encargado de estas transformaciones, falta mucho por hacer, bastante, pero lo logrado hasta ahora nos permite tener confianza en que vamos por buen camino.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.