• Regístrate
Estás leyendo: Obesidad y nutrición
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 12:12 Hoy

Agora

Obesidad y nutrición

Cuauhtémoc Carmona Álvarez

Publicidad
Publicidad

En días pasados leí el estudio-Informe de Nutrición Mundial 2017 y tuve la oportunidad de conversar con la Dra. Luz María De-Regil, quien se encuentra en Canadá y fue parte de este gran proyecto.

Conversamos respecto a la nutrición en América Latina y sus deficiencias al grado tal que las políticas públicas en materia de combate a la obesidad y enfermedades no trasmisibles asfixian los sistemas públicos de salud.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2016), que evaluó la prevalencia de sobrepeso y obesidad, presentó un aumento respecto al 2012 principalmente en zonas rurales llegando al 67.5% y en el 69.9% en zonas urbanas. ¿Mover a México?

Por otra lado, el informe de la nutrición mundial 2017 nos invita a sumarnos como sociedad y gobierno a cuidar la nutrición como eje fundamental para resolver no sólo un problema de salud (nutrición y obesidad), sino también a través de aspectos fundamentales como la producción sostenible de alimentos, sistemas de infraestructura y de salud, así como la equidad e inclusión en las que estamos en la cola dentro de los países de la OCDE. Sin duda tenemos grandes retos en esta materia, empezando por quienes encabezan las Secretarias de Salud en los estados y a nivel nacional, pues padecen la enfermedad (obesidad), la misma que tienen que combatir en dos frentes, desde lo personal a lo colectivo. La congruencia aquí es fundamental donde, idealmente, secretarios sanos deberían encabezar las cruzadas contra la buena nutrición y combate a las enfermedades no trasmisibles.

Poner orden en serio, pues eso de:

“Chécate, muévete y mídete”, fue un fiasco y una verdadera pifia que Don José Narro tendrá que responderle a la historia. Estoy convencido que la buena nutrición reduce la carga sobre los sistemas de salud. No es posible separar la salud de la nutrición. Una buena nutrición conlleva menos enfermedades y, por tanto, menor demanda de prevención y tratamiento de unos servicios de salud que poco eficientes y eficaces. De la diabetes, ni hablamos. En Coahuila y Durango tenemos grandes problemas de obesidad y enfermedades asociadas con ésta. El combate debe empezar desde arriba, desde el ejemplo y la congruencia con Secretarios sanos.

Para saber más sobre este tema tan relevante que debiera estar en la mente de quienes encabezan los organismos de salud en los tres órdenes de gobierno, les comparto el Informe https://www.globalnutritionreport.org/files/2017/11/Report_2017_Spanish.pdf



@cuauhtecarmona

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.