• Regístrate
Estás leyendo: Jair Bolsonaro decepciona en Brasil
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 15:48 Hoy

Posteando

Jair Bolsonaro decepciona en Brasil

Bernardo Barranco

Publicidad
Publicidad

A 100 días de su mandato, el presidente Jair Bolsonaro enfrenta una fuerte caída de aceptación. El candidato de Dios está dilapidando el capital político que lo llevó a la presidencia de Brasil. 

Los índices de aprobación de Bolsonaro han caído un 30%  desde que  tomó posesión, el pasado 1 de enero,  tras derrotar en las urnas a Fernando Haddad del PT.  

Por sus continuas pifias y traspiés, Bolsonaro se ha ganado el mote del “Trump tropical”. 

El mandatario es los últimos años estrechó vínculos con las influyentes y conservadoras iglesias evangélicas como la Asamblea de Dios que detenta 12 millones de adherentes y la Iglesia Universal del Reino de Dios  con poco más de 7 millones. 

Para asegurar los votos de adeptos pentecostales, Bolsonaro viajó a Jerusalén del 2016, en mayo de 2016, en el río Jordán el pastor y líder del partido social cristiano Eberaldo Dias, lo sumergió en un rito de bautismo evangélico,  asumiendo un nuevo nombre: “Messías”. 

Más del 70% de los evangélicos, cerca de 25 millones, votaron por su programa ultraderechista. Bolsonaro durante su campaña defendió la familia patriarcal, los valores morales tradicionales y prometió combatir la ideología de género y a los homosexuales así como las pretensiones del feminismo brasileño. 

Ganó la presidencial con un amplio margen de 55 % de los votos frente al progresista Haddad quien obtuvo el 44 % de los sufragios. Sin embargo, hasta ahora no ha generado impactos significativos en la economía y tensó la relación con las fuerzas opositoras en el Congreso, clave  para sus conservadoras reformas.

Las enormes expectativas que levantó ante la crisis económica y la grotesca corrupción de la clase política se están depreciando rápidamente. El presidente y su gabinete se enfrascan  en agrias polémicas.

Jair Bolsonaro ha encendido los ánimos políticos al reivindicar la dictadura militar brasileña y glorificar el golpe de 1964. El presidente ex militar ha estrechado intereses con Donald Trump, incluso se rumoró que Brasil podría invadir Venezuela. 

Es cierto que Jair Bolsonaro ha anunciado su apoyo total a Guaidó y a sus esfuerzos por derrocar al presidente a Nicolás Maduro. Sin embargo, el mandatario brasileño, se ha visto obligado afirmar que no realizará una operación militar contra su vecino bolivariano. 

Al tiempo que ha reforzado sus tropas con la frontera venezolana. El presidente brasileño está siendo abandonado por Dios pero no, por el momento,  por sus aliados evangélicos. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.