• Regístrate
Estás leyendo: Un ‘voto de confianza’ que le costará millones a SLP (y a Ford)
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 09:02 Hoy

Nada personal, solo negocios

Un ‘voto de confianza’ que le costará millones a SLP (y a Ford)

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

“Ford es una multinacional global, pero nuestro hogar está aquí, en EU y es realmente importante que seamos fuertes aquí”, dijo Mark Fields, CEO de Ford Motor Co., al minuto 18 de su discurso desde la planta de Flat Rock (Michigan). La frase levantó la segunda ola de aplausos que él devolvió con una sonrisa. La primera fue cuando anunció que cancelaba el proyecto de una planta en México de mil 600 mdd.

Un rato antes, Fields dio la primicia al futuro vicepresidente de EU mientras en paralelo el propio Bill Ford, presidente de la armadora, hacía lo propio con Trump. Solo 48 días antes, la poderosa cuenta de Twitter del futuro presidente decía: “Acabo de tener una llamada con mi amigo Bill Ford, quien me informó que el mantendrá la planta de Lincoln en Kentucky, no en México”.

Nadie esperaba este giro en “U” de la terminal, que desestima la inversión y los empleos para México y que pone en Michigan solo 45% de la inversión prevista para San Luis Potosí. “El plan de incentivos fiscales y regulatorios que propone el presidente electo nos guió en esta decisión de abandonar el proyecto de México”, expresó Fields en una entrevista con CNN, y agregó: “consideramos que hay un entorno de fabricación más positivo con Trump. Literalmente es un voto de confianza en torno a algunas de las políticas a favor del crecimiento que expone”. Si bien el reportero repreguntó varias veces sobre qué prometió Trump o qué factores vuelven más positivo ese entorno industrial, Fields siempre supo salirse sin dar detalles.

En su reporte “The Growing role of Mexico in the North American Automotive Industry”, publicado el año pasado por un think tank de EU, analizó las ventajas de las armadoras de instalarse en nuestro país y justo hay un ejemplo perfecto: cuánto cuesta fabricar el Ford Fusion en Flat Rock (MI) o en Hermosillo. Ahorros de 600 dólares en mano de obra en ensamblaje, 1,500 dólares en autopartes, 2,500 dólares en ahorros por accesos a diferentes TLC y un encarecimiento sólo en el rubro de transporte de 300 dólares. En resumen, un Fusion mexicano le ahorra a Ford 1,200 dólares por unidad si lo vende en EU y 4,300 si lo exporta a Europa.

Las decisiones sobre dónde se instala una terminal automotriz no se toman en 48 días. Llevan meses y años de cálculos, escenarios económicos, mapas de factibilidad y beneficios como los que sumamos recién. ¿De qué tamaño son las ventajas de ese nuevo ambiente de inversión del que habla el CEO de Ford. ¿O es solo otra de las respuestas de alineación nacional que impone la poderosa cuenta de Twitter de Donald Trump?

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.