• Regístrate
Estás leyendo: Un día sin comercio en la frontera
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 12:51 Hoy

Nada personal, solo negocios

Un día sin comercio en la frontera

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

Por un lado Donald Trump se instaló en la mentira al asegurar que el cierre de la frontera sería muy rentable para EU; por el otro, el gobierno de López Obrador guarda silencio ante lo que cree su par norteño. Y en medio, millones de ciudadanos a ambos lados padecen el cierre del gobierno estadunidense y miran como una relación comercial exitosa está en peligro de cambios irreversibles.

Y todo va tomando tintes serios, pues el cierre del gobierno federal de EU (con más de 800 mil empleados en paro o laborando sin sueldo), abarca también a centenares de funcionarios de áreas comerciales. De hecho, el Departamento de Comercio es una de las dependencias en cierre total, así como lo es de Agricultura, de Seguridad Nacional, de Transporte y hasta el Tesoro. Todas estas agencias, junto con las aduanas o CBP (Customs and Border Protection) son centrales en el comercio transfronterizo.

Solo en el Departamento de Comercio hay 40 mil empleados federales en paro. Esto redunda en el freno a miles de procesos, revisiones y toma de decisiones de política comercial.

Y el principal efecto se nota justo en la frontera, donde cada día México y Estados Unidos suman operaciones por 900 millones de dólares (mdd).

Ante las renovadas amenazas de cerrarla, para muchos siguen frescos los recuerdos de lo sucedido a fines de noviembre, cuando se clausuró solo por unas horas la garita de San Ysidro. Considerado el punto fronterizo de mayor tráfico de Occidente este cierre fue más recordado por las imágenes de militares poniendo alambre de púas y arrojando gases a los migrantes centroamericanos que por las pérdidas para los comerciantes de ambos lados de la línea, que tuvieron que cerrar ante la falta de clientes: en San Ysidro solo 5 horas de cierre generaron pérdidas por 5.3 mdd (en malls y outlets), mientras que en Tijuana fueron de más de 7 mdd, que afectaron fundamente a comercios minoristas como farmacias, restaurantes y tiendas.

El cierre de la frontera representaría enormes pérdidas para entidades que recaudan por el comercio y el paso de personas: solo la CBP gana más de 570 mdd por cobro de impuestos o franquicias. De nuestro lado cada día se perderían, en promedio, unos 500 mil pesos en cada uno de los 24 puentes.

El presidente de EU nunca ha sido partidario de leer los datos reales de la relación de negocios entre ambos países, ni siquiera durante la renegociación del TLCAN (hoy T-MEC).

¿No deberían ser estos datos de comercio un tema central en la administración mexicana ante los permanentes amenazas del cierre de la frontera por parte de la Casa Blanca?

¿Servirá la enorme Zona Franca implementada este mes en el lado mexicano si se mantiene a este corredor como una herramienta de manipulación política de Donald Trump?

barbara.anderson@milenio.com
@ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.