• Regístrate
Estás leyendo: Ser clase media ya no es lo mismo
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 15:03 Hoy

Nada personal, solo negocios

Ser clase media ya no es lo mismo

Bárbara Anderson

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Hace unos días la OCDE publicó un reporte revelador, “Bajo presión: una clase media aplastada”, que analiza a esta clase social en los 36 países que la conforman.

Cuando lo presentó en Nueva York José Ángel Gurría, el mexicano secretario general de la organización, soltó una frase ‘sincericida’: Hoy en día la clase media se parece cada vez más a un barco en aguas peligrosas.

Con ingresos que no han tenido ajustes en los últimos 10 años, pero con un aumento permanente en el costo de vida (gastos en vivienda, salud y educación que aumentan más rápido que la inflación), el poder adquisitivo de la clase media de la mayoría de los países desarrollados se encuentran bajo presión. Quienes forman parte de este estrato han reducido su capacidad de ahorrar y en algunos casos comenzaron a endeudarse como nunca antes.

Por ejemplo, a una familia le toma 10 años de ingresos anuales para comprar un departamento de 60 metros cuadrados en la capital de su país, de acuerdo con el informe, en comparación con seis años a mediados de la década de 1980.

La OCDE define a la clase media como ‘la proporción de población que cuenta con ingresos que oscilan entre 75 y 200 por ciento de la mediana nacional’. Este nicho representa a la mayoría de la población en los países miembros, pero se ha reducido en las últimas generaciones: a mediados de la década, ganaban 61 por ciento de la media en sus países, mientras que en los 80 era del 64 por ciento.

México está por debajo: su clase media tiene, en promedio, ingresos 50 por ciento por encima de la media nacional.

Ser de clase media en nuestro país significa tener ingresos anuales entre 3 mil 800 a 10 mil dólares al año mientras que en Luxemburgo un ‘clase mediero’ gana entre 26 mil 500 y 70 mil 600 dólares (el promedio de la OCDE es de 23 mil dólares anuales).

Solo como referencia, en las últimas décadas la proporción de estadunidenses con ingresos medios se redujo 5 puntos porcentuales para llegar a ser de los más bajos de la OCDE.

¿Por qué es importante esta franja social en un país? “Una clase media fuerte y próspera es crucial para una economía exitosa y una sociedad cohesionada; es la que mantiene el consumo, impulsa gran parte de la inversión en educación, salud y vivienda y desempeña un papel clave en el apoyo a los sistemas de protección social a través de sus contribuciones fiscales. Las sociedades con una clase media fuerte tienen tasas de criminalidad más bajas, mayores niveles de confianza y satisfacción con la vida y mayor estabilidad política”, resume el reporte.

Una de los autoras del texto, la mexicana Gabriela Ramos (directora y sherpa en la OCDE), resumió el análisis con una frase tan provocadora como la de Gurría, “la generación actual es una de las más educadas en décadas y, sin embargo, tiene menos posibilidades de alcanzar el mismo nivel de vida que sus padres”.

barbara.anderson@milenio.com
@ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.