• Regístrate
Estás leyendo: ¿Otra chance para Acapulco?
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 18:33 Hoy

Nada personal, solo negocios

¿Otra chance para Acapulco?

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

Alejandro Zozaya voltea por primera vez hacia Acapulco.

El exitoso mexicano que hoy es CEO del gigante estadunidense Apple Leisure Group (ALG) hasta ahora había concentrado sus inversiones hoteleras en destinos muy selectos como Riviera Maya, Islas Mujeres, Cozumel, Huatulco, Ixtapa, Puerto Vallarta y Los Cabos.

En muchos Tianguis Turísticos, Zozaya había tomado el micrófono para exigir mayor seguridad en todos los destinos nacionales, instando a las autoridades a proteger los lugares con mayor afluencia de turismo internacional, mismos que no han logrado quedar fuera de la crisis de inseguridad. Y dentro del ranking de destinos turísticos peligrosos, Acapulco se ubicó tristemente en los primeros lugares.

Por eso, Zozaya sorprendió la semana pasada cuando anunció que su empresa (a través de la cadena Dreams) tomaba las operaciones del Gran Hotel Acapulco & Convention Center (antes Hyatt) sobre la costera Miguel Alemán.

AMResorts —la rama hotelera dentro de ALG— ya comenzó a operar este hotel, mientras que sus propietarios invierten 10 mdd para remodelarlo y ponerlo al nivel de los ‘unlimited luxury’ que AMResorts impuso en los demás destinos de playa donde tiene presencia.

“Tenemos confianza en que nuestra empresa pueda detonar el regreso del mercado norteamericano a Acapulco; sin embargo, la seguridad es un requisito imprescindible por lo que el compromiso y apoyo del gobierno estatal y federal es clave para lograrlo. En el corto plazo creemos que el mercado nacional seguirá siendo el principal mercado para el destino”, me decía Gonzalo del Peón, vicepresidente ejecutivo de la cadena desde su oficina en Filadelfia.

El futuro Dreams Acapulco Resort & Spa se inaugurará en noviembre de este año y ofrecerá 605 habitaciones y suites, siete restaurantes, cuatro bares y lounges.

“Con este anuncio reafirmamos nuestro compromiso con México, para promover el turismo a nivel nacional y no únicamente en los destinos más concurridos del país. Confío en que este sea el primer paso para que otras marcas internacionales regresen al puerto de Acapulco,” dijo Zozaya cuando recibió las llaves del Gran Hotel Acapulco.

Zozaya ha sabido capotear crisis y ponerlas a su favor. En 2009 cuando la epidemia de influenza aisló a México y vació los destinos turísticos, ofreció a sus clientes estadunidenses un “flu-free guarantee”, donde ofrecía vacaciones gratis durante tres años a cualquier turista que contrajera el virus estando en alguno de sus hoteles mexicanos.

La estrategia fue un boom y comenzaron a sumarse sus competidores, como Real Resorts, Carisma, Parnasus, NH y Caribbean Paradise. Ojalá que en Acapulco logre el mismo efecto ‘contagio’ y se genere un círculo virtuoso de inversiones que vuelvan a confiar en este icónico destino mientras se refuerza la necesaria seguridad para reflotar este destino.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.