• Regístrate
Estás leyendo: Las franquicias de Telefónica
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 07:57 Hoy

Nada personal, solo negocios

Las franquicias de Telefónica

Bárbara Anderson

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

No todo México es territorio Telcel. Al menos hay unas 400 localidades rurales con casi dos millones de habitantes que lograron conectividad gracias a un modelo de franquicias que Telefónica trajo al país hace cinco años.

“Los primeros tres años fueron de pruebas y en este último tiempo es cuando más ha crecido. Este es un modelo que copiamos de India y que ahora México se ha convertido en ejemplo para llevarlo a otros países donde operamos”, me explicaba Carlos Morales, presidente y CEO de Telefónica México.

¿Cómo funciona la franquicia? Un inversionista compra una antena que coloca en la zona donde quiere ofrecer telefonía y conectividad. Con un modelo de comisiones, la empresa española ofrece de su lado la marca, el espectro y una plataforma comercial para vender y cobrar los servicios. Una antena en promedio cuesta 25 mil dólares y tiene la capacidad para atender a una comunidad de 2 mil habitantes.

La antena es colocada por Telefónica y el franquiciatario se encarga del mantenimiento, la operación y gestión del negocio local.

Actualmente la cobertura de estas franquicias llega a 19 estados y el plan es terminar 2019 duplicando el número de pueblos, llegando a 800 en el país y con cuatro millones de personas beneficiadas.

La oportunidad existe, ya que la población rural se encuentra altamente dispersa: 24 millones de personas viven en más de 196 mil localidades remotas y 13 millones más son vecinos en 3 mil localidades rurales semiurbanas.

Hoy por hoy internet solo llega a cuatro de cada diez personas que viven en las zonas rurales de México, mientras que en las ciudades alcanza a siete de cada 10.

Esta brecha se amplía en estados como Chihuahua, mientras que en otros como Morelos se reduce considerablemente. La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información (Endutih) del Inegi reveló que de cada 100 personas conectadas a internet en México, 86 viven en zonas urbanas y solo 14 en comunidades rurales.

“Es un modelo muy innovador que por un lado cierra la brecha digital en el país y genera un impacto positivo en el progreso económico de localidades aisladas”, agrega Morales.

En el brochure de este producto, Telefónica pone un dato poderoso: existen 40.4 millones de mexicanos de seis años o más que se encuentran en desventaja informativa y de obtención de contenidos educativos al no acceder a internet. Además, la escolaridad promedio en zonas rurales es de menos de 5 años versus 9.7 en Ciudad de México.

Mientras la inclusión digital y la democratización de las telecomunicaciones fue tema nodal en las privatizaciones que crearon grandes negocios en el país y que crearon la red compartida (más otro nuevo proyecto que cocina el gobierno actual), Telefónica fuera de los reflectores llevó su marca y las señales a lugares donde nunca antes hubo ni un teléfono fijo.

barbara.anderson@milenio.com
@ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.