• Regístrate
Estás leyendo: El no cumpleaños del TLCAN
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 04:11 Hoy

Nada personal, solo negocios

El no cumpleaños del TLCAN

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

Mañana 1 de enero el TLCAN celebraría sus 25 años. Un mes antes fue reemplazado por el T-MEC, que firmaron los presidentes de los tres países socios en Buenos Aires. Fue el último acto de gobierno de Enrique Peña Nieto.

Nunca este tratado había estado tan en el candelero como cuando Donald Trump cumplió rápidamente su promesa de campaña de renegociar ‘el peor tratado que había firmado EU en toda su historia’.

Desde agosto de 2017 hasta septiembre de este año vivimos la incertidumbre de uno de los procesos más largos y complejos de comercio exterior de los últimos sexenios, plagado además de amenazas físicas (el famoso muro) y económicas (el alza de aranceles).

Los cimientos resistieron la tensión, en gran parte, por los resultados económicos que generó en medio siglo y por lo profundo que se tejió la interrelación económica transfronteriza.

Pero no hay nada impermeable a los sanguíneos embates del presidente de EU, por más acordado y firmado que esté el nuevo tratado. La semana pasada tres tuits de Trump hicieron tambalear los mercados:

“EU pierde tanto dinero en el comercio con México bajo el TLCAN, más de 75 mil mdd al año (sin incluir el dinero proveniente de las drogas, que sería muchas veces más que esa cantidad), por lo que consideraría el cierre de la frontera sur como una operación de lucro. Construir un muro o ... el cierre de la frontera sur. Traer nuestra industria automotriz de regreso a EU donde pertenece. Regresar al preTLCAN, antes de que muchas de nuestras empresas y empleos fueran enviados tan tontamente a México. O construimos (terminamos) el Muro o cerramos la frontera”.

Si bien no se puede saber los alcances reales de su declaración en Twitter, vale la pena en este ‘no cumpleaños’ del tratado original, hacer un recuento más objetivo de lo que se logró tras la puesta en marcha, aquel 1 de enero de 1994:

· El comercio entre los tres países se multiplicó por cuatro.

· Más de 16 por ciento del comercio global se realiza en este bloque.

· El PIB per cápita creció 39.3 por ciento para EU; 40.3 para Canadá y 24.1 para México.

· 14 millones de empleos en EU; tres millones en México y dos millones en Canadá dependen del comercio del tratado.

· México se posicionó como un hub automotriz y en el cuarto exportador mundial.

· Para EU somos su segundo mejor cliente: solo en 2017 nos exportaron 243 mil mdd (un aumento de 485 por ciento versus 1993).

· 506 por ciento crecieron las exportaciones mexicanas a la mayor economía del mundo.

· La IED de EU en México creció 587 por ciento y la inversión privada mexicana en EU aumentó mil 283 por ciento.

Hay pendientes, sobre todo a nivel salarial y en desarrollo equitativo, que no hay certeza si el flamante T-MEC pueda mejorar. Pero está lejos de haber sido el peor tratado que EU firmó en su historia.

barbara.anderson@milenio.com
@ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.