• Regístrate
Estás leyendo: "Killing Eve" en México
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 22:02 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

"Killing Eve" en México

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Que no le digan, que no le cuenten. Paramount Channel está transmitiendo, desde hace varias semanas, Killing Eve, la nueva obra maestra de BBC America. Si usted ama la televisión, sabe de televisión y busca los mejores títulos de toda la televisión, la tiene que ver porque la tiene que ver. Punto. Es una verdadera desgracia que los señores de Paramount no se muevan como los de Netflix ni para anunciar esta clase de lanzamientos ni para avisarle a la gente dónde están, dónde se les puede ver, porque Killing Eve tiene todo para enloquecer al mercado mexicano. Le voy a contar para que entienda la magnitud de serie que tenemos en pantalla, pero le doy mi palabra de que no le voy a vender trama para no arruinarle la experiencia.

Esta es la historia de dos mujeres. Una que mata. Otra que busca a los que matan. Pero ambas son tan obsesivas, tan divertidas, tan astutas y tan sofisticadas que hay un punto en que se tocan, en que se reconocen, en que se retan. Killing Eve le da una vuelta de tuerca a todo lo que se había hecho hasta ahora en materia de televisión policiaca. Insisto: no son las aventuras de una asesina. Tampoco las de una policía. Es un juego psicológico donde la sangre va y viene lo mismo por París que por Viena, Londres y muchas otras regiones del mundo. Cuando uno mira Killing Eve ve a mujeres haciendo lo que nunca habían hecho en tv. Es una sacudida inmensa para nuestra capacidad de asombro, un ejercicio de creatividad sin precedentes. No sé usted, pero yo siento una atracción poderosísima cada vez que sintonizo esta serie porque me la paso muy bien y porque me lleva a rincones del alma humana que jamás había visitado, pero sin ser arrogante. Killing Eve no es una serie elitista. No es una serie de nicho. Es un título para todos, como las grandes películas taquilleras de verano donde hay muertos, pero, sobre todo, donde hay show, mucho show.

Esto es como Misión imposible, pero desde una perspectiva femenina y así como Tom Cruise siempre nos sorprende con algo insólito en esa saga, las protagonistas de este proyecto siempre nos están dejando con la boca abierta bordando a mano cada asesinato, bordando a mano cada investigación. ¿Y quiénes son sus protagonistas? Jodie Corner (The White Princess) y Sandra Oh (Grey’s Anatomy). Por supuesto que hay muchas personalidades en el elenco de esta joya, pero no me puedo dejar de detener en el trabajo de Jodie y de Sandra porque son tan buenas que en verdad consiguen construir una tensión dramática aunque no estén juntas. Es como si se vieran, como si se adivinaran a pesar de que estén haciendo sus escenas en países diferentes. Es mágico. Las dos se complementan como yo no veía desde los tiempos de Jodie Foster y Anthony Hopkins en El silencio de los inocentes. De este tamaño es Killing Eve. Gran trabajo de dirección de Damon Thomas y de Jon East. Damon estuvo en Penny Dreadful. Jon, en Downton Abbey.

Luche por ver Killing Eve, por sentirla, por atesorarla. Pasa los domingos a las 21 horas (con muchas repeticiones) por Paramount Channel. Le va a encantar. De veras que sí.


alvaro.cueva@milenio.com



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.