• Regístrate
Estás leyendo: Por una auténtica política para el desarrollo social de México
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 21:24 Hoy

Columna de Alhinna Vargas

Por una auténtica política para el desarrollo social de México

Alhinna Vargas

Publicidad
Publicidad

La globalización, el neoliberalismo económico y el acelerado desarrollo de las tecnologías y de la inteligencia artificial han traído al mundo, y particularmente a las economías en desarrollo, tres problemas que marcarán el siglo 21: una creciente desigualdad económica en las sociedades, un mayor número de desempleados y una pobreza rampante, en constante crecimiento.

Ante este escenario, lo mínimo que pedimos los ciudadanos es contar con gobiernos capaces, honestos, preparados y con una gran imaginación para promover la equidad y la justicia social.

Uno de los múltiples factores que deben tener esos gobiernos es, sin duda, una política social seria y comprometida con los grupos sociales en situación de vulnerabilidad; sin mencionar la política de fomento industrial y al empleo digno.

La política social, sin embargo, se ha confundido con el asistencialismo por algunos gobiernos.

No es lo mismo atender una emergencia de las familias con necesidades urgentes, que planear, instrumentar, ejecutar y evaluar las acciones de un gobierno.

Una política auténtica y sensata en esta materia debe, al menos, considerar los principios básicos de libertad, pues no debe ser impuesta de manera unilateral; de solidaridad, para fomentar la participación de todas las agrupaciones preocupadas por mejorar la calidad de vida; de integralidad, es decir, que todas las dependencias involucradas participen de manera ordenada y sin duplicar esfuerzos ni recursos; de sustentabilidad, para no comprometer el medio ambiente; de respeto a la diversidad étnica, de edad, religión, preferencias sexuales, discapacidad, etcétera; debe ser transparente, con perspectiva de género, que respete el interés superior de la niñez y que promueva la participación social y la justicia distributiva.

La política social es muy importante. Es la que justifica en gran medida la existencia de gobiernos que atiendan las necesidades de sus ciudadanos.

Todo ente de gobierno debe tener un modelo de implementación y evaluación para hacer los ajustes necesarios en la operación diaria.

Una propuesta importante para los gobiernos estatales y municipales es el contar con un Consejo Asesor en materia de Desarrollo Social, en el que se involucren asociaciones civiles, universidades y grupos de beneficencia, entre otros, para dar seguimiento y evaluar la aplicación de los programas sociales y su impacto en cada ciudad, especialmente en las Zonas de Atención Prioritaria, donde conviven cientos de familias que carecen de múltiples necesidades.

Los flujos migratorios y el endurecimiento de la frontera con Estados Unidos acrecentará el número de personas que viven en pobreza en Monterrey y su zona conurbada. Nuestra obligación como seres humanos es tratarlos con dignidad.

Una adecuada política social entenderá este fenómeno, producto de la globalización y el modelo económico imperante.

En materia de desarrollo social hay mucho por hacer; pero hay que hacerlo bien.


Ex diputada local





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.