• Regístrate
Estás leyendo: Trump llega a Davos entre temores de guerra comercial
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 01:17 Hoy

Trump llega a Davos entre temores de guerra comercial

La llegada de un presidente con un discurso proteccionista a un foro que enfatiza los beneficios del libre comercio y la cooperación internacional, ha generado controversia.

Publicidad
Publicidad

El presidente Donald Trump llegó hoy al Foro Económico Mundial (WEF) en Davos para presentar su agenda económica, con la promesa de mostrar "lo grande" que es Estados Unidos ante una cumbre global que pone el énfasis en el libre comercio y la cooperación internacional.

TE RECOMENDAMOS: Despliegan camparta gigante anti-Trump en Davos

El presidente estadunidense, que llegó a bordo del Air Force One al aeropuerto de Zúrich y luego tomó un helicóptero hasta ciudad sede del foro, escribió en Twitter, antes de salir de la Casa Blanca, que contaría al mundo "lo grande que es Estados Unidos" y aseguró que su país "por fin vuelve a GANAR".

Esto se suma a lo que dijo el miércoles antes de abordar un vuelo nocturno a Europa, donde aseguró que iba a Davos "a conseguir que la gente invierta en Estados Unidos". "Voy a decirles, 'vengan a Estados Unidos. Tienen dinero de sobra'. Pero no creo que sea necesario que vaya porque están viniendo, están viniendo a toda velocidad".

Si bien se espera que declare que Estados Unidos está dispuesto a hacer negocios, Sus nuevos aranceles para proteger la industria estadunidense han acentuado las preocupaciones acerca de sus tendencias nacionalistas.

Temores de guerra comercial

Varios funcionarios de Estados Unidos ya se encuentran en el foro. Uno de ellos, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, despertó el temor de una guerra cambiaria cuando aseguró que un dólar débil era bueno para Estados Unidos y sus exportaciones y que el país "no estaba preocupado" por su nivel a corto plazo.

Sus palabras fueron vistas por los mercados como una señal de alejamiento de la tradicional política cambiaria de Estados Unidos y sugieren que Trump reforzaría su posición crítica hacia China y otros grandes socios comerciales.

"Queremos comercio justo, libre y recíproco. Así que creo que está muy claro. No estamos buscando entrar en guerras comerciales. Por otra parte, intentamos defender los intereses de Estados Unidos", agregó el funcionario.

Tras las declaraciones de Mnuchin, el secretario de Comercio Wilbur Ross, negó que su compañero de gabinete estuviera apoyando un dólar más débil, pero cuando fue consultado sobre el riesgo de una guerra comercial, declaró que ésta ya existe.

El funcionario advirtió en tono bélico que "hace mucho tiempo que hay guerras comerciales. Pero la diferencia es que ahora las tropas estadounidenses van al frente".

Trump, en la boca del lobo

Su visita, que es la primera de un presidente estadunidense desde Bill Clinton en el 2000, suscita reacciones contradictorias entre los cerca de 2 mil 500 delegados y 70 jefes de Estado y de gobierno que están en el pequeño pueblo suizo, ya que la presencia de un presidente proteccionista en una reunión de elites partidarias del libre comercio causa desconcierto.

Por una parte, los empresarios se felicitan de su reciente reforma fiscal, así como de la subida de la bolsa en Estados Unidos y del robusto crecimiento económico, pero al mismo tiempo su discurso proteccionista y sus declaraciones sobre cuestiones geopolíticas no gustan en Davos, donde muchos seminarios están dedicados a explicar los beneficios del libre comercio y la globalización.

"No es un público especialmente bien predispuesto", asegura William Allein Reinsch, del Center for International and Security Studies, y asegura que decir que el mandatario "se mete en la boca del lobo es una buena metáfora".

La acogida de Trump podría ser mucho más fría que la cálida acogida que tuvieron dirigentes como el presidente francés, Emmanuel Macron, o el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que reclamaron una globalización más justa, capaz de reducir las crecientes desigualdades en el mundo.

La agenda de Trump

El primer encuentro de Trump es con la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, la primera líder europea en ir a verlo a Washington poco después de haber asumido el cargo de presidente.

Más tarde se encontrará con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanjahu, con quien tiene una excelente relación -a diferencia de su predecesor, Barack Obama-, dado que Trump ha apoyado públicamente la reivindicación israelí de que Jerusalén sea la capital del estado hebreo.

Su tercer encuentro será con el fundador y director general del Foro de Davos, el alemán Klaus Schwab, tras lo cual juntos participarán de una recepción organizada para agasajar al presidente estadounidense.

Finalmente, el mandatario compartirá la cena con altos ejecutivos de empresas europeas y mañana dará un discurso en el que defenderá su estrategia "Estados Unidos primero".


Con información de AFP, AP, EFE y Reuters



GGA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.