• Regístrate
Estás leyendo: Tu pareja te puede aumentar —o quitar— algunos kilos
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 05:41 Hoy

Tu pareja te puede aumentar —o quitar— algunos kilos

¿Comida es igual a amor? El noviazgo es una etapa bonita, pero pocos saben que también puede tener impacto en tu peso corporal.

Publicidad
Publicidad

Bien dicen por ahí que donde hay amor no falta nada; pero está comprobado que estar en una relación amorosa tiene impactos en tu peso y te puede hacer ganar o perder kilos.

Por ejemplo: la encuesta XLS Medical, llevada a cabo por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, arrojó que cuando se está en pareja se puede subir hasta 4.5 kilos.

TE RECOMENDAMOS: Existen los hombres que usan el feminismo para ligarte.

¿Por qué ganamos peso?

Existen dos motivos fundamentales: el primero es que después del enamoramiento intenso se entra en un periodo de relajación; el segundo es que muchas personas tienden a comer después de tener una discusión con su pareja.

Los resultados de la encuesta también revelan que 73 por ciento de las encuestadas consideran importante tener una buen figura para encontrar pareja, pero el porcentaje baja a un 68 por ciento cuando se sabe que la relación ya está consolidada. Además, el 51 por ciento admite que ha comido de más después de una pelea.

"La mayoría de las veces no comemos porque necesitamos alimentarnos, sino por otros muchos impulsos que nos llegan en cada momento", aclara Víctor Godoy, coautor de la encuesta.

TE RECOMENDAMOS: ¡No estás loca! Sí existe el amor a primera vista.

Enamorarse no siempre es sinónimo de engordar

Pero no te alarmes de más, porque también puede pasar lo contrario: existen parejas que adelgazas luego de iniciar su relación.

La escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, revela que si un miembro de la pareja se pone a hacer deporte de manera continua, el otro tiende a mejorar el régimen deportivo y se activa más que si su pareja no hiciera nada.

Cuando la mujer es más activa, existe una posibilidad de un 70 por ciento de que el hombre quiera realizar actividades físicas, mientras que el hombre que daba el primer paso solo consigue que el 40 por ciento se sume a su rutina.

Con esto queda claro que, mientras se está enamorado, el físico puede cambiar… para bien o mal.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.