• Regístrate
Estás leyendo: Las diez escenas de Disney que arruinaron nuestra infancia
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 19:23 Hoy

Las diez escenas de Disney que arruinaron nuestra infancia

Desde hace casi ochenta años, las películas de la casa Disney han llenado de luz y color las vidas de muchos niños… pero también de lágrimas y terror.

Publicidad
Publicidad

Aceptémoslo: todos, o casi todos, cruzamos los terrenos de la infancia de la mano de las películas de Walt Disney. Y si bien muchos de los momentos más felices de nuestras vidas a menudo tienen que ver con ir de la mano de nuestros padres al cine, a la matiné de los domingos o al autocinema, también hay que admitir que estas cintas rebosan de escenas traumáticas que marcaron nuestra infancia.

Ya sea por lo infinitamente tristes y crueles, o por lo terroríficas o perturbadoras que resultaban estas escenas, ahora que se aproxima el Día del Niño es un buen momento para recordarlas. Te reto a ver las diez sin derramar al menos una lágrima…

TE RECOMENDAMOS: Consejos para la vida de… El Rey León.

1. Blanca Nieves y los siete enanos (1937)

La transformación de la malvada reina

La reina Grimilda, pérdida madrastra de Blanca Nieves, además de albergar sentimientos de envidia por la belleza de su hijastra casi niña, también practicaba la magia negra. Y cuando decide recurrir a una poción para transformarse en una "adorable" viejecita para engañar a la protagonista de la cinta, el proceso resulta verdaderamente escalofriante.


2. Fantasía (1940)

El diablo de la árida montaña

Esta maravillosa cinta está conformada por varios cortos que, con distintas técnicas y estilos de animación, hacen una interpretación visual de piezas conocidas de la música clásica. Y en la que corresponde a "Una noche en la árida montaña" del ruso Modesto Mussorgsky, aparece un temible Diablo de dimensiones colosales que juega con las almas de los muertos. Ideal para alimentar las pesadillas de tus hijos.


3. Pinocho (1940)

Polilla se transforma en burro

El niño de madera de la nariz creciente, entre sus múltiples andanzas, va a dar a la Isla de los Juegos, donde conoce a un pequeño delincuente apodado Polilla. En la isla, los niños pueden jugar cartas, fumar y beber, ¡un paraíso!; pero el terrible secreto es que todos, incluyendo a Polilla, se transforman en burros y luego son vendidos. Toda una moraleja, terroríficamente ilustrada.


TE RECOMENDAMOS: Cinco canales de YouTube hechos por niños para niños.

4. Dumbo (1941)

La mamá de Dumbo encerrada

Mucho antes de que se conociera el término, podría decirse que Dumbo sufría de bullying. Y como su mamá, en una de esas ocasiones, por defenderlo "se pone loca", termina encerrada en una jaula. Entonces, el ratón Timothy lleva al pequeño elefante a ver a su mamá encerrada, quien no puede sino consolarlo y acunarlo con su trompa. Quien no haya llorado con esta escena… está muerto por dentro.


5. Dumbo (1941)

Las ánimas del terror

Antiguamente se decía que quien bebía en exceso veía "elefantes rosas". Y esta metáfora del delirium tremens es retrada con maestría por las plumas de los animadores de Disney, cuando el elefante de las grandes orejas "abusa del licor" y, como castigo por su alcoholismo infantil, tiene unas espeluznantes visiones… que también aparecieron en las pesadillas de muchos nosotros.


6. Bambi (1942)

La muerte de la mamá de Bambi

Éstas sí son palabras mayores. Quizá se trate de una de las escenas más traumáticas de la cultura popular del siglo XX, pues aunque en realidad no se ve ni una sola gota de sangre, el sonido de una bala nos deja saber qué sucedió. Y cuando el pequeño ciervo sale, aterrado y desvalido, a buscar a su mamá, hasta el más duro de corazón llega a reblandecerse.


7. El jinete sin cabeza —The Adventures of Ichabod and Mr. Toad— (1949)

Aparición del Jinete sin cabeza

La clásica historia del folclor estadunidense, originalmente contada por Washington Irving, es genialmente adaptada en este corto —narrada en español por Tin Tán— en el que Ichabod Crane es perseguido en la noche por el Jinete sin Cabeza. Nunca se sabe si Ichabod sobrevivió al ataque —o si el fantasma era en realidad el fornido Hueso— pero de que esto asustó a más de uno… ni duda cabe.


TE RECOMENDAMOS: Consejos para la vida de… Albus Dumbledore.

8. El zorro y el sabueso

La viuda abandona a Tod en el bosque

Esta historia de amistad entre dos especies que naturalmente son enemigas, tiene un momento por demás dramático: la viuda Tweed, para proteger a su zorro Tod, toma la dura decisión de llevarlo al bosque y liberarlo. Las palabras de la anciana, el abrazo final, los lenguetazos, la orden de quedarse y la cara de Tod son realmente lacrimógenas. Y para colmo… empieza a llover.


9. El rey león (1994)

La muerte de Mufasa

Otra de las infaltables cuando se habla de escenas traumáticas. ¿Realmente hace falta detallar el engaño de Scar, la estampida, el dramático rescate, la traición última, la caída del rey, el cadáver del león y al pequeño Simba tratando de revivirlo para que se vayan juntos a casa? Y uno se pregunta: ¿qué obsesión tienen en Disney con los niños huérfanos?


10. Toy Story 3 (2010)

Los juguetes van a morir

Luego de decenas de aventuras juntos, el vaquero Woody, el intrépido Buzz Lightyear y todos los demás juguetes de quienes todos llegamos a encariñarnos, terminan en un basurero y, en sus intentos por huir, terminan en un gigantesco incinerador de reciclaje de metales. Y ahí, frente al fuego, sin poder luchar más, se rinden, se miran, se toman de las manos y se disponen a "morir" juntos.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.