• Regístrate
Estás leyendo: Rejoneador Andy Cartagena triunfa en Lerdo
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 11:45 Hoy

Rejoneador Andy Cartagena triunfa en Lerdo

Con tres orejas se llevó la tarde ante un lleno espectacular en la Plaza Alberto Balderas de Ciudad Lerdo. Juan Pablo Llaguno cortó una en su segundo.
1 / 4
Publicidad
Publicidad

Con tres orejas, el rejoneador español Andy Cartagena fue el máximo triunfador de la corrida de toros que se realizó la tarde de este sábado, ante un lleno espectacular en la Plaza Alberto Balderas de Ciudad Lerdo. Llaguno cortó una en su segundo.

Por tercer fin de semana, la "Plaza del Romance" registró un lleno para presenciar a este par de toreros que no defraudaron en su accionar en el ruedo.

Abrió plaza al queretano Juan Pablo Llaguno con "No que no", cardeno de 485 kilos, a quien toreó a la verónica.

Iniciando su trabajo por izquierda, pero al cambiar por derecha el tendido coreó sus muletazos, rematados espectacularmente con molinetes. 

Torero valiente que tocaba pelo con el traje, derechazos viendo al tendido para escuchar el 'olé' por parte de la afición. Al tratar de hacer la suerte máxima, pinchó, al segundo intento, media estocada, palmas.

Tocó el turno al esperado Andy Cartagena, quien colocó par de rejones de castigo de categoría a "Tradición" de 520 kilos. 

Brindó un al novillero lagunero Arturo Gilio. (Óscar Wong)

Banderillas largas llenas de emoción, cambió de caballo en par de ocasiones, el ultimo corcel, hermoso ejemplar blanco que prendió al tendido al pararse espectacular con sus patas traseras, acto seguido, banderilló al violín, tercer cambio de caballo y rejón de muerte certero, pero toro tardó en caer, descabello para llevarse dos orejas, palmas y arrastre lento al astado.

Salió para su segundo de la tarde Llaguno con "Volveré" de 470 kilos. El propio diestro banderillo, brindó el toro al novillero lagunero Arturo Gilio.

El torero se vio voluntarioso ante un astado que fue perdiendo fuerza, que se desentendía a medio recorrido. Aún así intentó sacale el mayor provecho posible, sin lograr su cometido, finalizando con un desdén que fue ampliamente festejado.

Mató al segundo intento, estocada ligeramente caída, pero suficiente para hacer caer al toro. Recibió una oreja, tras fuerte petición del público.

Cerró plaza Andy Cartagena con "Gran Afición" de 510 kilos, al cual le colocó rejón de castigo y haciendo gala de su espectacular cuadrilla de caballos, colocó tres pares de banderillas, muy vistosas, las últimas dos al violín. 

Último tercio y rejón de muerte, caído, el astado tardó una eternidad en caer cuado finalmente lo hizo, quedo a merced del puntillero. 

El juez de plaza José Luis Orozco le concedió una oreja tras petición del público.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.