• Regístrate
Estás leyendo: Una receta cómica
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 10:41 Hoy

Una receta cómica

Hombre de celuloide


Publicidad
Publicidad

Puede que Un golpe con estilo no sea la mejor película del año. Puede incluso que resulte chocante saber que es el remake de un guión que se estrenó hace cuatro décadas. Aun así cumple su función: entretiene y hace reír. Un golpe con estilo es la clase de comedias que aparece cada año en cartelera, pequeñas obras que redundan en grandes éxitos comerciales. El sueño de todo productor. ¿Cómo lo logra? Para comenzar hay que poner en la pantalla a tres grandes actores. Aquí está Michael Caine, viejo galán que sabe contener su acento británico para encarnar al abuelo que tiene la suerte de estar haciendo trámites en el banco cuando vienen a él unos tipos a robar. El hecho le llena la cabeza de dudas: ¿cómo se asalta un banco? Visto que, a todas luces, en aquello de robar el sistema financiero les gana a todos, Caine decide seguir el ejemplo y meterse a criminal. Para ello necesita de dos amigos con los que se completa el trío actoral. Morgan Freeman es el sabio cuya locura no mengua con la edad. Alan Arkin se interpreta a sí mismo y es el músico que a los ochenta todavía tiene ganas de acostarse con una hermosa mujer. Una vez que estos tres magníficos actores han decidido participar en el remake de una película ya muy vieja es necesario darle al guión una dosis de actualidad. Los abuelos criminales se meten a robabancos no solo porque necesitan dinero, no. Ni siquiera porque necesiten su dosis de adrenalina. Lo hacen sobre todo porque han cultivado la impotencia de ver que el banco roba salarios, pensiones y casas y siempre se sale con la suya.

Para asaltar un banco, sin embargo, es necesario un maestro. Es aquí donde entra el bad hombre, un latino que ofrece malicia a la comedia y que llegado su momento entrega al respetable la moraleja de la película: toda sociedad que se respete debería cuidar de los ancianos. Es cierto. Y si no, que venga el latino a ayudar a los abuelos a tomar venganza por mano propia. Un golpe con estilo funciona por las tres magníficas actuaciones de estos hombres y porque la historia está bien adaptada. Además viene acompañada de la luz y el tráfico de una ciudad que se presta mucho para esta clase de comedias: Nueva York.

Un golpe con estilo (Going in Style). Dirección: Zach Braff. Guión: Theodore Melfi basado en la historia de Edward Cannon. Con Michael Caine, Morgan Freeman, Alan Arkin, Joey King. Estados Unidos, 2017.
@fernandovzamora


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.