• Regístrate
Estás leyendo: Rojo, de las huellas… un poema de Francisco Morales
Comparte esta noticia

Rojo, de las huellas… un poema de Francisco Morales

Poesía

Este poema forma parte de Roho (La Mar Mitad Alucinada, México).
Publicidad
Publicidad

Rojo,

     de las huellas de su mano;

cuando la hoja seca, resbalada,

pudo caer frente al odre

donde el vino tinto nos esperaba.


Rojo,

              de la carena.

La pequeña embarcación de madera,

en el desempeño de la espera;

los dos cuerpos, y sus almas,

llegando al apoteosis del platónico amor.


Rojo,

              de la gaviota:

trasluciendo entre el goterío de la ola;

elevándose;

del sol y sus renuevos;

más el enredijo de una telaraña

interpuesta…

muy cerca de los ojos.

​ÁSS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.