• Regístrate
Estás leyendo: La Constitución de 1917, en condiciones magníficas
Comparte esta noticia

La Constitución de 1917, en condiciones magníficas

El documento original, un manuscrito “de caligrafía clara y hermosa”, es sometido a trabajos de limpieza y restauración debido a pequeños daños.

Publicidad
Publicidad

El original de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, datado en 1917, es un documento redactado a mano, irremplazable e insustituible, del cual solo hay un ejemplar. Se trata de una joya invaluable que es resguardada en el Archivo General de la Nación.

A unos cuantos meses de que se realice la conmemoración del centenario de la Carta Magna, promulgada el lunes 5 de febrero de 1917 en la ciudad de Querétaro, el Archivo General de la Nación (AGN) muestra ese documento fundamental a MILENIO.

La Constitución Política de febrero de 1917 no se imprimió, como algunos pudieran pensar. Se trata de “un manuscrito que fue elaborado con una caligrafía muy clara, muy hermosa, realizada por un experimentado escribiente de la época. El haberse escrito a mano le da un valor adicional”.

Para los festejos del 5 de febrero del 2017, la Carta Magna ha sido sometida a un proceso de conservación, dice a MILENIIO Mercedes de Vega, directora del AGN. “Estamos haciendo un trabajo de limpieza y de restauración de algunos pequeños daños que presenta este documento; pero, en términos generales, puedo decir que se preserva en condiciones magníficas. Como nuestra Constitución goza de buena salud, la limpieza que estamos haciendo es muy superficial”, explica.

La Constitución de 1917 se localiza en el AGN porque aquí se resguardan los archivos fundacionales de México: “Está guardada en una bóveda de seguridad, bajo condiciones de temperatura y humedad especiales para garantizar su mejor preservación. Hay un monitoreo constante para mantenerla en un óptimo estado de conservación”.

Por razones de seguridad y de preservación, la Constitución de 1917 no se facilita ni se presta para consulta; sin embargo, el AGN cuenta con facsímiles de muy buena calidad, los cuales pueden ser consultados por el público. Además, el Archivo también cuenta con una versión en formato digital del original de la norma fundamental del Estado mexicano, para que cualquier ciudadano tenga acceso a este documento.

Magna exposición

Para conmemorar los 100 años de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se realizará una edición facsimilar del ejemplar original, con la finalidad de que sea conocido por todos los mexicanos, explica Vega: “Facsímiles de altísima calidad se están editando en los Talleres Gráficos de México. El objetivo es que cada una de las entidades federativas tenga un facsímil hecho con los mayores estándares de calidad posible, ya que de esa forma la población podrá tener y conocer una reproducción de la Carta Magna en su entidad federativa”.

Mientras llega la fecha de los festejos, el AGN trabaja en la restauración del Palacio de Lecumberri, en la ampliación de su recinto y en la organización de la Conferencia Anual del Consejo Internacional de Archivos.

Con motivo del centenario de la Constitución de 1917 se prepara su exhibición en una muestra que tendrá lugar el próximo año en la Galería y en el Recinto Legislativo de Palacio Nacional.

Mercedes de Vega, directora del AGN, comenta a MILENIO que ya se trabaja en el diseño de una magna exposición en Palacio Nacional, en coordinación con las secretarías de Gobernación, de Cultura y Hacienda y Crédito Público.

La parte de la muestra que el AGN planea es la que se llamará “La genealogía de la Constitución”, en la cual se mostrarán, además de la Carta Magna de Querétaro, todas las constituciones que han tenido vigencia en México hasta la promulgada por Venustiano Carranza en 1917, dado que es la culminación de nuestra historia constitucional.

“En este recorrido, el público podrá conocer desde la Constitución Política de la Monarquía Española, la de Cádiz de 1812, pasando por la Constitución de Apatzingán de 1814, la de 1824 que creó la República Federal, así como la de 1836, que a veces no se menciona pero que transformó la República federal en una República centralista. Incluso vamos a tener el Estatuto Provisional del Imperio, de la época de Maximiliano de Habsburgo, y, desde luego, la Constitución de 1857, que es anterior a la del Imperio, y vamos culminar con la de 1917”.

De esta forma, los visitantes podrán entender mejor cómo se ha ido conformando el Estado mexicano.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.