• Regístrate
Estás leyendo: Bellas Artes recibe la primera expo de Kandinsky en México
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 21:50 Hoy

Bellas Artes recibe la primera expo de Kandinsky en México

Arte

La muestraKandinsky. Pequeños mundos, con 27 pinturas del artista ruso,estará abierta del 31 de octubre y 27 de enero de 2019 en el Museo del Palacio en CdMx.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Las coloridas formas abstractas de la obra de Vasili Kandinsky (1866-1944) llegaron a México en la primera muestra individual sobre el pintor ruso que se expone en el país.

Presentada en el Palacio de Bellas Artes, la exposición mostrará "una panorámica de la producción pictórica de Kandinsky, uno de los pintores más importantes no solamente de la Rusia del siglo XX sino de todos los tiempos", dijo la directora del INBA, Lidia Camacho.

La muestra Kandinsky. Pequeños mundos incluye 27 pinturas que reflejan la evolución artística de Kandisnky. La muestra estará abierta del 31 de octubre y 27 de enero de 2019.


Coincidirá, por lo tanto, con la efeméride de su nacimiento, el 16 de diciembre de 1866, así como la de su muerte, el 13 de diciembre de 1944, lo que permitirá que México celebre su legado con más intensidad todavía.

La expo muestra cómo Kandinsky fue abriendo el camino hacia la abstracción, abandonando así la tradición pictórica de sus contemporáneos para convertirse en un auténtico pionero en cuanto a formas y colores.


Ribbon with Squares (1944)


La evolución de Kandinsky

Organizada en cinco secciones temáticas, cada conjunto revela las impresiones que experimentó en sus viajes por regiones y culturas que enriquecieron la paleta de este pintor nómada con tonalidades nuevas y más intensas.

Kandinsky, que ejercía como profesor de Derecho, se estrenó en el mundo de la pintura cuando tenía 30 años y se trasladó a Munich, Alemania, para formarse, donde permaneció hasta que estalló la Primera Guerra Mundial.

La exposición muestra unos inicios poco conocidos de Kandinsky, marcados por obras figurativas que representaban personajes del imaginario popular ruso, extraídos de cuentos y canciones.

El color comenzó a ser importante en obras de paisajes como El puerto de Odessa (1989) en el que refleja unas aguas cromáticas que marcarían una progresiva liberación del color en las obras del ruso hasta que alcanzó la abstracción.


Odessa. Port. (1898)


Fue gracias a la obra impresionista del francés Claude Monet que Kandinsky se dio cuenta de que no era necesario representar objetos para hacer arte. A raíz de ello, las formas comenzaron a diluirse en pinturas del artistas ruso como la icónica Improvisación 7 (1910).


Improvisation 7. (1910)


La progresión artística de Kandinsky siguió con Nublado (1917) y Óvalo Blanco (1919) hasta que entró en 1922 en la Escuela Bauhaus de Alemania, donde alcanzó su faceta más conocida, la de la abstracción geométrica, caracterizada por trapecios, triángulos y círculos con colores armónicos.

Ante el auge del nazismo, el artista ruso se exilió a París, donde sus obras conjugaron formas geométricas con biomórficas, inspiradas en imágenes extraídas de libros de biología y de embriología.

La muestra cuenta con dos obras emblemáticas de este periodo, como es Movimiento I (1935) y Alrededor del círculo (1940), en la que Kandinsky cambió su paleta cromática por colores con tonos pastel.


Around the Circle. (1940)


También hay espacio para recordar la incursión del artista ruso en el mundo del muralismo, con una réplica de un panel decorativo diseñado por Kandinsky, fruto de su interés por el teatro y las artes escénicas.

Las obras fueron cedidas por la Galería Estatal Tretiakov, el Museo Pushkin —ambos de Moscú—, el Centro Pompidou de París y el Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York, entre otras galerías de relevancia internacional.


ASS​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.