• Regístrate
Estás leyendo: Querétaro, una experiencia vitivinícola de altura
Comparte esta noticia
Martes , 21.05.2019 / 09:57 Hoy

Querétaro, una experiencia vitivinícola de altura

Es el principal productor de vinos espumosos del país, pero también elabora vinos blancos, rosados y tintos de gran calidad.
Publicidad
Publicidad

Geográficamente Querétaro es la región de vinos mexicana más al sur del hemisferio norte: “estamos a 2 mil metros sobre el nivel del mar, esta situación causa días calurosos y noches frescas; una amplitud térmica que favorece a la calidad de la uva”, asegura Hans L. Duer, presidente de la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro (AVQ).

Además de ser vinicultura de altura, también es considera extrema “pues tenemos lluvias al momento de la maduración y cosecha; tenemos granizo, heladas tardías o heladas tempranas, enormes retos tanto para el cultivo, como para la vinificación”, explica Hans Duer.


Tierra de vinos

Actualmente ocho municipios del estado producen distintas uvas debido a que hay una gran diversidad de microclimas: puede llover o granizar en un viñedo y en otro, a dos kilómetros de distancia, estar soleado. Los suelos son diferentes, algunos arcillosos, otros calcáreos o arenosos, lo que va dando diversidad en las zonas de producción, así como enriqueciendo la diversidad de lo que se produce”, asegura el dirigente de la AVQ.

Para Hans Duer, las uvas que se han desarrollado muy bien en la entidad destacan las blancas sauvignon blanc, chenin blanc, chardonnay y Xarel·lo. De las tintas menciona a malbec, merlot, syrah y tempranillo. No obstante, comenta que hay casas que producen cabernet sauvignon de muy alta calidad.

Tradición histórica… presencia actual

Querétaro fue el sitio de la Nueva España en el que se estableció la primera vitivinícola. A lo largo de su historia, ha tenido altas y bajas, “en el 2000 inició lo que se llama el tercer resurgimiento del vino queretano”, detalla el especialista, agrega que actualmente se cultivan 420 hectáreas de viñedos y se producen más de tres millones de botellas por año. En la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro hay casi 30 miembros y 20 bodegas establecidas.

Cabe señalar la importancia de Querétaro en el enoturismo. “Tenemos más de 800 mil visitantes al año, somos la entrada a la ruta del vino del altiplano mexicano, que incluye Guanajuato, San Luis Potosí y Zacatecas”, afirma el dirigente.

Por una identidad regional

Ante la fuerte presencia de Freixenet, principal productor de vinos espumosos, a Querétaro se le identifica como zona productora de este tipo de vinos. Sin embargo, “también es zona de blancos y rosados pues tenemos una muy buena acidez y estructura, incluso para vinos tintos tranquilos”, detalla Hans Duer.

Asimismo, afirma que actualmente están explorando, experimentando y descubriendo “el perfil de los vinos queretanos que, seguramente, van a ser vinos ligeros, con menor contenido de alcohol, más cotidianos, con buena acidez y gran expresión aromática. Hacia allá va encaminada la vitivinicultura del estado”, puntualiza Duer, quien también encabeza Vinaltura, una joven y pequeña bodega familiar.

Finalmente, Hans Duer comenta que “el tema del vino es romántico y apasionado”, pero también es “muy celoso, pues requiere de estar en el campo, en la bodega, en el tema de servicio, desplegando responsabilidad y esfuerzo”.

Asociación de Vitivinicultores de Querétaro:

info@avq.com.mx

www.avq.com.mx

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.