• Regístrate
Estás leyendo: “Quería interpretar a Drácula en el cine o buscar vida extraterrestre”
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 23:15 Hoy

“Quería interpretar a Drácula en el cine o buscar vida extraterrestre”

ENTREVISTA | Rodolfo Neri Vela

El primer astronauta mexicano, que aportó la tortilla a la gastronomía espacial, no pierde la esperanza de que el Tri llegue al quinto partido en una Copa del Mundo; le gusta el mole y la vista al mar lo tranquiliza.
Publicidad
Publicidad

Rodolfo Neri Vela, el primer astronauta mexicano, se apasionó por las matemáticas en preparatoria, cuando su sueño era ser actor, dar vida en el cine a Drácula y participar en La guerra de las galaxias.

Originario de Guerrero, pero avecindado desde pequeño en Ciudad de México, es uno de siete hijos de un padre doctor y una mamá dedicada al hogar.

Los 80 fue una época de muchos acontecimientos en el terreno de la aeronáutica espacial, dice quien en ese entonces era maestro de posgrado en la Facultad de Ingeniería de la UNAM.

El contrato que hizo México con la empresa para la construcción de los primeros satélites del país, el envío al espacio de alguien no originario de EU, así como la primera mujer estadunidense en hacer el viaje, fueron los antecedentes para que en 1985 se invitara a un mexicano a la misión que puso en órbita el Morelos 2.

A Nari Vela, quien dice que para ser astronauta se necesita conocimientos técnicos, buena condición física y hablar inglés, le gusta caminar por el campo, ver el sol pasar entre el follaje de los árboles y contemplar el mar, porque lo tranquiliza, tal vez por ser Acuario.

Al principio quiso ser médico, pero se hizo investigador porque no le gustaba la sangre, aunque ahora reconoce en la actuación un verdadero arte, del que le habría gustado participar tanto en Star Wars como en alguna versión del Príncipe de las Tinieblas.

¿Qué hacía cuando el hombre llegó a la Luna?

Estaba en Prepa 2 de la UNAM, tenía 17 años; en esa época estaba cerca de Palacio Nacional.

De no haber sido astronauta, ¿qué le hubiera gustado ser?

Actor, salir en La guerra de las galaxias o ser Drácula, porque es un arte, mis respetos; hay actores extraordinarios que cambian de personalidad. También me habría gustado buscar vida extraterrestre.

¿Qué deporte es el que más le gusta, tiene equipo favorito?

Intenté jugar futbol, también practicaba mucho el bádminton, con un compañero que era buenísimo; practiqué la gimnasia, tengo nociones de judo, un poquito de todo... me gusta mucho ver los partidos de la Selección Mexicana de Futbol, nunca pierdo la esperanza de que lleguen al quinto partido, a ver cuándo nos dan esa alegría.

¿Le va a los Pumas?

¡Por supuesto!

¿Cuál es su platillo favorito?

El mole verde con carne de puerco, el mole poblano con pollo, también los mariscos, pero el mole es lo que más me gusta, con unas buenas tortillas recién hechas; frijoles refritos, tal vez por eso llevé mis tortillas al espacio.

¿Se lo permitieron?

¡Claro! La NASA siempre le permite a los primeros astronautas de otros países que lleven algo típico, y llevé tortillas; nos tocó el Día de Acción de Gracias en el espacio y todos comimos tacos de pavo.

¿Qué le parecieron las tortillas a sus compañeros?

Fueron un éxito. Lo que mucha gente no sabe es que desde entonces las tortillas se quedaron en el menú de la NASA para siempre y hoy, a bordo de la estación espacial internacional, los astronautas las comen.

Ha escrito libros, pero ¿cuál es su autor preferido?

Agatha Christie, escritora inglesa de novelas policiacas. Leí muchos de sus libros y trataba de adivinar el final, pero siempre fallaba, para detective no sirvo, pero admiro su astucia e imaginación.

¿Un científico tiene tiempo de ir al cine, al teatro, a un musical? ¿Qué es lo que le gusta?

Sí, me gustaba ir al teatro, ver funciones de ballet: El lago de los cisnes; me gusta la música clásica, todavía escucho banda, rock... bailaba mucho el twist. También veo caricaturas, porque el hecho de que tengas cierta cantidad de años no quiere decir que no tengas espíritu de niño.

¿Le va a ir bien a la investigación, a la ciencia y a la tecnología en el gobierno de López Obrador?

Eso espero, depende de muchos factores y personas. Espero que al Conacyt le vaya mucho mejor que en años anteriores. No podemos seguir con complacencias; o produces, o no te toca estímulo. Administrar mejor los recursos para que alcance más para proyectos, para apoyos a los estudiantes, es lo más lógico que puede haber en un país con tantas
necesidades.

En la actualidad Neri Vela se dedica a dar conferencias en universidades. Dice que le gusta enseñar a los jóvenes, explicarles la lógica de las cosas, cómo ha evolucionado la ciencia y la tecnología, los beneficios, los privilegios que tenemos como raza humana, hacia dónde vamos...

La motivación a los estudiantes es importante, pero en el ámbito de dar conferencias se define más como un académico y no como un showman. Agrega que el principal beneficio del viaje espacial fue la motivación que se sembró en millones de niños y jóvenes de la época y la creación de la Agencia Espacial Mexicana que, refiere, va caminando despacio, pero en los próximos seis años pueden pasar muchas cosas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.