La musicoterapia sí alivia disfunciones neurológicas

Los beneficios de la música para el cerebro van desde el alivio de padecimientos neurológicos hasta darle una mayor plasticidad, señala experto mexicano
Avances en el campo de las neurociencias
Avances en el campo de las neurociencias (Especial)

Ciudad de México

Un cerebro expuesto a la actividad musical tiene una mayor plasticidad e incluso puede ser aliviado de disfunciones neurológicas, aseguró el músico-terapeuta Carlos Torres Vera.

La neurociencia ha brindado datos que no se tenían hace una década, que prueban que una mayor plasticidad del cerebro permite al ser humano desarrollar una facilidad para el aprendizaje, es decir, “a mayor contacto con la música, mayor desarrollo neurológico”.

TE RECOMENDAMOS: México, sede de la cumbre mundial contra el cáncer

Carlos Torres Vera es egresado del Conservatorio de las Rosas, de Morelia, Michoacán. Tiene un posgrado en Musicoterapia en el Instituto Tomatis de Madrid, España; también cursó la licenciatura en Psicología Educativa y Literatura en la Escuela Normal Superior de Ciudad Victoria, Tamaulipas.

El músico y terapeuta, que ofrecerá la conferencia “Musicoterapia: la música y el cerebro” este 15 de noviembre en el Conservatorio Nacional de Música, recordó que la musicoterapia se desenvuelve y se genera en dos escenarios: uno es el área pasiva, contemplativa, y el segundo es el área activa, que es la que ejerce junto con un grupo de personas de diversas disciplinas.

En la conferencia, adelantó, presentará dos casos neurológicamente probados, de seres humanos afectados de manera natural por una disfunción neurológica.

Síndrome de Angelman

Por un lado, dijo, un caso con el síndrome de Angelman, que es monitoreado por un grupo multidisciplinario de psiquiatras, genetistas, neurólogos y nutriólogos alrededor de mi trabajo. El síndrome de Angelman es una enfermedad de causa genética que afecta al sistema nervioso.

Sus síntomas consisten en retraso en el desarrollo sicomotor, una capacidad lingüística reducida o nula, escasa receptividad comunicativa, baja coordinación motriz, problemas de equilibrio y movimiento (ataxia).

Quienes la padecen también se pueden mostrar fácilmente excitables, con hipermotricidad, dificultad de atención y un estado aparente de alegría permanente, con risas y sonrisas en todo momento. Tiene una incidencia estimada de un caso por cada entre 15 mil y 30 mil nacimientos.

TE RECOMENDAMOS: No, escuchar a Mozart no hará más inteligente a tu hijo

Niños genios o con TDAH

Por el otro, los niños genios, que son los chicos que el sistema educativo ha hecho muy bien en etiquetar como los niños y niñas TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).

En esta ponencia quedará de manifiesto que la música, como acompañante permanente de nuestra vida, genera un cambio en la actividad neurológica, que potencializa habilidades de destreza y aumenta la calidad de vida.

“Son niños que hacen y se interesan por todo, además, todo lo concluyen y lo hacen muy bien, entonces cuando son expuestos a la música, con mayor facilidad manifiestan estas actividades.

Otros padecimientos

Para el especialista, la musicoterapia activa es incluyente y permite tratar casos de ansiedad, estrés postraumático, diabetes, migraña, cefalea, hernias, osteoporosis, Alzheimer, dolores musculares y depresión, entre otros.

Además, aplica para todos, de ahí que trabaje con adultos mayores y con jóvenes, quienes actualmente sufren ansiedad y depresión.

A partir de 1999, Torres Vera se ha desarrollado en el campo de la musicoterapia como especialista en trastornos neurológicos en niños sobresalientes (genios), asimismo en el campo de la geriatría y con jóvenes en situaciones de riesgo del estado de Chihuahua, así como de Texas y Nuevo México, donde ha obtenido resultados favorables con estrategias innovadoras.

TE RECOMENDAMOS: Terapia de luz, tu aliado de invierno

Actualmente ha configurado un método propio de trabajo, el cual contribuye a la discusión científica en torno a los múltiples beneficios de la música en ciertos padecimientos neurológicos.

AG