UAEMéx rescata escultura de Ignacio Manuel Altamirano

Estará exhibida al costado derecho del edificio de Rectoría e irá al plantel de Amecameca, donde están gran parte de su historia y representa un símbolo importante para la comunidad.
Presentan el libro de Fernando Cano, autor de la obra “Humanismo que transforma”.
Presentan el libro de Fernando Cano, autor de la obra “Humanismo que transforma”. (Gloria Guinzberg)

Toluca

La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), rescató la figura del icono de esta casa de estudios, Ignacio Manuel Altamirano, quien estaba arrinconado al lado de los contenedores de basura y ahora estará al frente de la entrada principal de la casa de estudios a la cual le dio renombre.

En esta semana la estatua se podrá observar en todo su esplendor, al costado derecho del edificio de Rectoría y la de Sor Juana Inés de la Cruz e irá al plantel de Amecameca, donde están gran parte de su historia y representa un símbolo importante para la comunidad.

El rector Jorge Olvera dio a conocer que la efigie cubierta a la entrada del edificio de rectoría no se trata de un nuevo personaje, sino de rescatar y poner en un lugar más visible y justo a una figura emblemática para esta casa de estudios, sobre todo si se toma en cuenta que estaba arrinconada, en la parte trasera de este lugar histórico.

TE RECOMENDAMOS: UAEMéx, a un paso del relevo en Rectoría

"Se separó de ahí, está en su estado original que tiene desde los años 60 y que inspira los grandes principios liberales y filosóficos que sustentan a nuestra universidad".

En el lugar donde permaneció por años están los contenedores de basura, por lo cual consideraron necesario darle un espacio más digno a quien en 1849 estudio en el Instituto Literario de Toluca, fue uno de los intelectuales más reconocidos de ese tiempo, alumno de Ignacio Ramírez, escritor fundador de El Correo de México.

El rector dio a conocer lo anterior luego de presentar el libro de Fernando Cano, el escultor del fuego, autor de la obra "Humanismo que transforma" en la entrada del edificio administrativo de esta casa de estudios.

Fernando Cano Cardoso, señaló, es un hombre excepcional, un creador, pero también ejemplo vivo del trabajo y la constancia que dan vida a diversas obras para el disfrute de los universitarios y los mexiquenses.

TE RECOMENDAMOS: En el sur del Edomex, solo 15% entra a la Universidad 

El libro que escribió el escultor mexiquense, Honoris Causa de la UAEM se titula "El carapálida. Historias de un tal Vul-Cano" donde narra parte de su historia y se consolida como un narrador con una prosa suave, donde relata una vida dedicada al arte.

En el Aula Magna "Lic. Adolfo López Mateos" Jorge Olvera refirió que este libro forma parte de la Colección Cuadernos Institucionales y da cuenta de la capacidad literaria de "El Escultor de Fuego".

La UAEM, dijo el rector, "se congratula de contar con un artista vivo, una leyenda; de ser la institución que siempre acogió su obra escultórica y hoy también presenta su libro, que es una alternativa para acercarse a su pensamiento y conocer pasajes significativos de su vida".

La obra permitirá a los lectores acceder a palabras cargadas de experiencia, a vivencias significativas, pero también, aseveró Olvera García, identificar al hombre que sustenta al artista y comprender mejor su espíritu creador.

TE RECOMENDAMOS: Alfredo Barrera buscará el financiamiento externo para UAEMéx 

El libro reúne relatos, juegos, canciones y elementos que dan un "soplo de la identidad" de Fernando Cano. Sus letras son una verdadera revelación y confirman que Fernando Cano es un artista en toda la extensión de la palabra.

RAM